Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Facebook y un importante senador republicano han respondido a las alegaciones de la página web de tecnología Gizmodo, en donde dice que la red social está eliminando noticias o historias ideológicamente conservadoras de su columna de temas del momento. De acuerdo con un artículo publicado el lunes, Facebook no se basó simplemente en algoritmos para determinar qué noticias llegaban a colocarse en la lista de desarrollo de historias en el lado derecho de su página de inicio.

El sitio afirmaba que los empleados contratados llamados “curadores humanos” ayudaron a decidir qué historias aparecían, y que a menudo dependía del gusto de cada supervisor, algunos de los cuales se dice que favorecen las causas liberales tales como el Black Lives Matter, un movimiento activista internacional, originario de la comunidad afroamericana, que realiza campañas contra la violencia en contra de las personas negras.

El artículo, citando a varios excuradores anónimos, dice que algunas historias en las que los conservadores pueden tener más interés fueron pasadas por alto. Se dice que algunos de los temas que los curadores suprimían incluían a la exfuncionario del IRS (Internal Revenue Service), Lois Lerner, quien fue acusada por los republicanos de manera inapropiada escrutando los grupos conservadores; el gobernador de Wisconsin, Scott Walker; a Chris Kyle, el ex Navy SEAL que fue asesinado en 2013; y el antiguo colaborador de Fox News, Steven Crowder.

El informe de Gizmodo añade que algunos excuradores dijeron que fueron instruidos para artificialmente inyectar historias seleccionadas en el módulo de noticias de tendencias, incluso si no eran lo suficientemente populares como para justificar su inclusión.

Algunos de estos temas incluyen la desaparición del vuelo MH370 de Malaysia Airlines y los ataques de Charlie Hebdo en París, al igual que el conflicto en Siria y otros temas que los excuradores indicaron que inyectaron en el módulo.

En una refutación hecha el lunes por la noche, Tom Stocky de Facebook, que está a cargo de la sección de temas de tendencias, negó las afirmaciones del informe y dijo que la compañía no ha encontrado ninguna evidencia de que las denuncias anónimas sean ciertas:

“Los temas populares aparecen primero por un algoritmo para después ser revisados por miembros del equipo, quienes confirman que en verdad se tratan de historias populares en el mundo. La compañía no permite ni aconseja a nuestros colaboradores discriminar sistemáticamente a las fuentes de cualquier origen ideológico”.

Las acusaciones desencadenaron un duro debate en los medios estadounidenses y en la propia red, que cuenta con unos 1,600 millones de usuarios en el mundo. El Congreso de Estados Unidos entró en la polémica también el martes cuando el presidente republicano del Comité de Comercio, Ciencia y Transporte del Senado, John Thune, envió una carta al director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, para pedirle explicaciones.

En ella pide al fundador de la red social que describa los pasos que están tomando para investigar el reclamo y que ofrezca cualquier tipo de récord de artículos que sus curadores de noticias hayan excluido o añadido a la cuestionada lista.

Sin embargo, también existe el otro lado de la moneda. Por ejemplo, para Joel Kaplan, decano asociado de la Newhouse School de la Universidad de Siracusa, Facebook es una empresa privada que puede hacer lo que quiera, y si quiere destacar un tema o un punto de vista, está en su derecho, como lo está Fox News o el New York Times.

Referencias: Gizmodo, Wall Street Journal, The Guardian

Desde la Red…
Comentarios