Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Los ataques sufridos por Yahoo! en tres ocasiones distintas desde el año 2013 han sido un tema que ha puesto en duda la seguridad digital de una de las empresas más importantes de los Estados Unidos y de Internet.

Yahoo!, que reportó haber sufrido un robo masivo de datos en 2013, 2014 y 2016, se encuentra en proceso de compra por parte del gigante de las telecomunicaciones del mismo país, Verizon, pero esta situación terminó por reducir el valor de la empresa por más de 250 millones de dólares.

Sin embargo, las investigaciones por lo sucedido no han terminado, y el Departamento de Justicia de los Estados Unidos tiene ya información acerca de los primeros involucrados en el ciberataque, entre ellos dos espías rusos, los cuales pertenecen a la FSB (Servicio de Seguridad Federal), sucesor del antiguo y temido departamento de espionaje conocido como la KGB.

Los cuatro acusados son Dmitry Aleksandrovich Dokuchaev, de 33 años, Igor Anatolyevich Sushchin, de 43 años, Alexsey Alexseyevich Belan, de 29 años y Karim Baratov, canadiense de 22 años. Los dos primeros son agentes de la FSB, mientras que los últimos dos son hackers que ya han trabajado antes con agentes rusos, según el FBI.

Ésta es la última petición de la presidenta de Yahoo! antes de partir de la compañía

Karim Baratov ya ha sido arrestado en Canadá, y será extraditado a los Estados Unidos, mientras que Alexsey Belan está en la lista de los 10 criminales cibernéticos más buscados del FBI. Aunque se cree que Belan, Dokuchaev y Sushchin tienen paradero en Rusia, por lo que será difícil capturarlos si no salen de aquel país, pues Estados Unidos no tiene acuerdo de extradición con el gobierno de Vladimir Putin.

Mary McCord, asistente del Fiscal Federal de Estados Unidos, reconoció que fue complicado conseguir las pruebas suficientes para acusar a los dos agentes y hackers inmiscuidos en el robo de datos a Yahoo!, y en relación a la participación de los agentes de la FSB mencionó:

“No puede haber carta blanca. Se supone que esta es la gente con la que las agencias solemos cooperar para hacer frente a actos criminales internacionales. Los dos agentes del FSB protegían, dirigían, facilitaban y pagaban a los hackers profesionales para que recopilaran la información introduciéndose en ordenadores de Estados Unidos o en cualquier parte del mundo. No vamos a permitir que ningún individuo, grupo o Estado ponga en riesgo la privacidad de nuestros ciudadanos, los intereses económicos de las empresas ni la seguridad”.

A pesar de que se cree que los cuatro acusados participaron en los tres hackeos a Yahoo!, solo se han encontrado pruebas que los vinculan con el robo de datos del año 2014, ataque que no se había hecho público sino hasta el pasado mes de septiembre.

En este momento Estados Unidos, parece tener una buena relación con Rusia, sin embargo, la oposición demócrata ha acusado a Rusia de haber intervenido en las pasadas elecciones de los Estados Unidos, aunque hasta este momento no hay pruebas contundentes que demuestren que el gobierno de Putin estuvo implicado en dicho acontecimiento.

Por ahora las investigaciones de los ciberataques a Yahoo! seguirán siendo trabajados, y empresas como Google seguirán participando en la investigación en conjunto con las agencias de seguridad de los Estados Unidos como la CIA y el FBI.

Referencias: Digital Trends, ReCode

Desde la Red…
Comentarios