Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Yahoo! lleva varios meses en pláticas con el operador más grande e importante de los Estados Unidos, Verizon, que busca hacerse con todos los servicios de la empresa que unos años atrás era una de las tecnológicas más importantes del mundo.

Después de haber revelado que Yahoo! había sufrido una serie de hackeos masivos, tres para ser exactos, Verizon amenazó incluso con romper el preacuerdo que tenían ambas empresas en donde se establece que la empresa de telecomunicaciones debía pagar cuatro mil 800 millones de dólares  por la completa adquisición de Yahoo!.

Sin embargo, después de que Marissa Mayer, presidenta de Yahoo!, anunció un tercer hackeo, Verizon acordó cambiar el precio de la compra por 350 millones de dólares menos.

Tras esta serie de problemas, Meyer ha anunciado que dejará la compañía una vez que se complete la compra por parte de Verizon en el segundo trimestre de este año, y que obligará a Yahoo! a cambiar de nombre por Altaba.

Yahoo! está bajo investigación por no revelar hackeos a tiempo

Hasta este momento, la presidenta de Yahoo! ha acumulado 162 millones de dólares entre salario, bonos y adjudicaciones de acciones en los 5 años que lleva al frente de la empresa, y se estima que cuando deja la compañía deberá recibir como indemnización 55 millones de dólares por el tiempo que lleva al frente de Yahoo!.

Como el dinero no parece ser un problema, Meyer ha anunciado a sus empleados que no aceptará su bono anual, del cual se desconoce la cifra exacta, y mencionó que lo repartirá entre todos los trabajadores de la compañía que han estado a su lado en los momentos difíciles por los que atraviesa la empresa de Internet.

En una carta a través de Tumbl, Marissa Meyer escribe a sus empleados lo siguiente:

Como los que siguen a Yahoo saben, a finales de 2014, fuimos víctimas de un ataque patrocinado por el estado que fue reportado a la policía, así como a los 26 usuarios que entendíamos se vieron afectados. Cuando supe que en septiembre de 2016 un gran número de nuestros archivos de base de datos de usuarios había sido robado, he trabajado con el equipo de seguridad para revelar el incidente a los usuarios, reguladores y agencias gubernamentales.

Sin embargo, yo soy la CEO de la compañía y ya que este incidente ocurrió durante mi mandato, he aceptado renunciar a mi bono anual y mi subvención de capital anual de este año y expresado mi deseo de que mi bono sea redistribuido a empleados de nuestra empresa, que han contribuido tanto al éxito de Yahoo en 2016.

Esta es prácticamente la última voluntad de Marissa Meyer al frente de Yahoo! que deberá dejar el cargo en los próximos meses, y ha menos que algo extraordinario suceda Verizon terminará por concretar la compra de Yahoo! entre los meses de abril y junio.

Referencia: The VergeThe Guardian  

Desde la Red…
Comentarios