Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.
Erosión en los juegos de Sony
Cuando un fabricante de videojuegos da a conocer un demo del mismo, tiene como objetivo típico que el jugador tenga una primera visión de lo que el juego ofrece para convencerlo de comprarlo. Acorde con esta visión, as versiones de los demos están diseñadas usualmente para ser divertidas, aunque de manera limitada. Sin embargo, Sony ha salido con una idea que incluso tiene patentada: juegos que progresivamente son cada vez menos divertidos en la medida que se siguen jugando. Sony se refiere a esto como “erosión de características”.
De acuerdo a la patente de Sony: “un video juego de demostración permite a quienes lo jueguen con una experiencia completa del mismo, promoviendo el deseo de adquirir los permisos para seguir jugando. En algunas implementaciones, un video juego tiene métricas que se disparan de acuerdo a ciertas condiciones. Mientras un usuario puede al principio experimentar prácticamente todas las características del juego en su versión demostrativa, dichas características comienzan a degradarse (erosionarse), si se está en el modo demostrativo. Gradual y sucesivamente se limitan las posibilidades del jugador. En la medida que el juego pierde funcionalidad, el usuario puede recibir propuestas del sistema para que compre los permisos que ha perdio y puede seguir jugando, ya con el juego completo, no en modo demo”.
La idea detrás de este dudoso concepto asume que los jugadores pueden engancharse con un juego incluso solamente jugando la versión demo. Si se va limitando la funcionalidad de los personajes, por ejemplo, obligará a los jugadores finalmente a comprar el juego y entonces se restaurarán todas las capacidades perdidas, amén de que el jugador ya habrá aprendido estas habilidades desde la versión demostrativa.
Sin duda esto no suena divertido para nadie y probablemente no lo sea, pues el concepto de Sony va en contra de nuestra idea de lo que es justo o no. Un programa demo (o juego) que da funcionalidad limitada o tiempo limitado para jugar es una cosa, pero un juego que a propósito está diseñado para que en cierto punto se degrade, suena injusto. ¿Qué incentivo se puede tener como jugador cuando se sabe que los progresos alcanzados será artificialmente erosionados en algún momento? La idea parece tan absurda como la propuesta de Ubisoft, discutida en algún artículo anterior.
Fuente: HoHardware http://hothardware.com/News/Sonys-Great-Idea-Demos-That-Become-Less-Fun-When-Played/

videogames

Cuando un fabricante de videojuegos da a conocer un demo del mismo, tiene como objetivo típico que el jugador tenga una primera visión de lo que el juego ofrece para convencerlo de comprarlo. Acorde con esta visión, las versiones de las demostraciones están diseñadas usualmente para ser divertidas, aunque de manera limitada. Sin embargo, Sony ha salido con una idea que incluso tiene patentada: juegos que progresivamente son cada vez menos divertidos en la medida que se siguen jugando. Sony se refiere a esto como “erosión de características“.

De acuerdo a la patente de Sony: “un video juego de demostración da a quienes lo jueguen una experiencia completa del mismo, promoviendo el deseo de adquirir los permisos para seguir jugando. En algunas implementaciones, un video juego tiene métricas que se disparan de acuerdo a ciertas condiciones. Mientras un usuario puede al principio experimentar prácticamente todas las características del juego en su versión demostrativa, dichas características comienzan a degradarse (erosionarse), si se está en el modo demostrativo. Gradual y sucesivamente se limitan las posibilidades del jugador. En la medida que el juego pierde funcionalidad, el usuario puede recibir propuestas del sistema para que compre los permisos que ha perdido y puede seguir jugando, ya con el juego completo, no en modo demo“.

La idea detrás de este dudoso concepto asume que los jugadores pueden engancharse con un juego incluso solamente jugando la versión demo. Si se va limitando la funcionalidad de los personajes, por ejemplo, obligará a los jugadores finalmente a comprar el juego y entonces se restaurarán todas las capacidades perdidas, amén de que el jugador ya habrá aprendido estas habilidades desde la versión demostrativa.

Sin duda esto no suena divertido para nadie y probablemente no lo sea, pues el concepto de Sony va en contra de nuestra idea de lo que es justo o no. Un programa demo (o juego) que da funcionalidad limitada o tiempo limitado para jugar es una cosa, pero un juego que a propósito está diseñado para que en cierto punto se degrade, suena injusto. ¿Qué incentivo se puede tener como jugador cuando se sabe que los progresos alcanzados será artificialmente erosionados en algún momento? La idea parece tan absurda como la propuesta de Ubisoft, discutida en algún artículo anterior.

Fuente: HotHardware

Desde la Red…
Comentarios