Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

thetweetafter
Las redes sociales, los blogs, los sitios de Internet donde se pueden hacer comentarios, bien podrían convertirse en algo así como un epitafio virtual. ¿Qué fue lo que escribió alguien antes de morir? ¿cuál fue su último tuit? ¿cuál su última entrada del blog o qué fue lo último que escribió en Facebook? Esta idea es lo que motivó a Michael McWaters y Jamie Forrest a crear The Tweet HereAfter, una recopilación de los últimos tuits enviados por gente famosa (o quizás no tan famosa), antes de que les sorprendiera la muerte.

Tal vez la idea nació después de saberse que Reeva Steenkamp, la novia de Oscar Pistorius (el atleta minusválido que corre con unas prótesis de alta tecnología), muriese a mano de éste (Pistorius ya confesó su crimen), a balazos. Reeva, que era modelo, escribió su último tuit que decía: “¿Qué sorpresa guardas mañana para tu amor?” (What do you have up your sleeve for your love tomorrow??? #getexcited #ValentinesDay).

De acuerdo a los autores, “los mensajes existirán por mucho tiempo después de que nos hayamos ido, y lo que dicen de nosotros puede, o no puede, tener mucho que ver con la vida que llevamos”. De hecho, al momento de hacer la presentación de su proyecto ya tenían unos cincuenta tuits de gente que murió después de escribir ese último tuit. Y añaden: “A diferencia de tiempos pasados, no tenemos el lujo de contar con gente que reescriba nuestras últimas palabras para que sean inolvidables o para profundizar en su significado”.

McWaters y Forrest han anunciado que no se publicarán jamás mensajes de niños ni tuits privados: “Queremos ser respetuosos con los que han fallecido y sus familiares. Por eso tratamos de seleccionar los tuits con mucho cuidado. No existe un algoritmo o fórmula para seleccionar los mensajes. La mayoría son de personas cuya vida o muerte aparecen en el listado de Wikipedia de muertes notables”. Y anuncian que retirarán cualquier mensaje a petición familiar, siempre que se elimine del historial público.

Por ejemplo, en la página  se encuentra el último tuit del malogrado joven tecnológico Aaron Swartz, tres días antes de que se suicidara. De este tuit no se puede deducir que se fuese a suicidar. Otro mas impactante es el de rapero Capital Steez, que escribió “The End”(el final), enviado diez minutos antes de quitarse la vida.

Los autores de esta idea recopilan los mensajes y les ponen la fecha de envío, la de fallecimiento y un enlace a la página de Wikipedia si es que el autor la tiene: “Hemos estado recogiendo mensajes de Twitter como éste durante más de un año y finalmente hemos decidido dar a conocer el sitio”, explica Forrest, aunque solo decidieron hacerlo público un día después de la muerte de la novia de Pistorius. “El sitio es, sin duda morboso, a veces interesante y muy a menudo sin sentido; pero esperamos que los haga pensar un poco”.

Referencias: TheTweetAfter

Desde la Red…
Comentarios