Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

La eterna discusión entre los formatos físicos y los digitales tiene un round especial, sin embargo, la conclusión no debe reducirse a la sobrevivencia de uno u otro. La coexistencia de ambos formatos la hemos observado desde la introducción de los reproductores de música digital y ahora más que nunca cobra fuerza por la característica de reproducción multimedia en la nube o mejor llamada streaming.

Según un estudio de Nielsen, aplicado en Estados Unidos a 3,000 personas de más de 13 años, muestra que los dueños de consolas, Xbox 360, PS3 y Wii, han encontrado en el streaming online de contenidos su forma de consumo preferente comparado a los formatos físicos tradicionales. Es decir, que compañías como Netflix, así como contenidos a la venta o renta dentro de las consolas, suelen ser más socorridos este año comparado con los hábitos de consumo de 2010.

Aún cuando el caso particular del PS3 muestra un mayor consumo, pero de manera decreciente, de DVDs y Blu-Rays dada la reproducción de este formato en la consola; es importante mencionar el crecimiento de las descargas de series, películas y demás es de más de 60% respecto al año anterior.

Ya es una realidad el uso de las consolas de videojuegos como plataformas multimedia para escuchar música o incluso navegar en internet, ver videos de Youtube o simplemente compartir fotos. Esta evolución del consumo de contenidos ha colocado a las consolas como el centro de entretenimiento dentro de las salas de televisión, un cuarto físico que no formaba parte de la construcción de los hogares hace 100 años y que ahora reúne a las generaciones más jóvenes y ya no tan jóvenes, ejem!

Personalmente, considero los formatos digitales una maravilla al no llenarme muebles enteros de cajas de películas, series, discos, juegos, entre otros. No obstante, tengo en el mejor estima las ediciones especiales de cualquier tipo de contenidos ya que representan un adorno invaluable en la decoración de mi hogar. En cualquier otro caso, prefiero tener solamente el formato digital que solo me ocupa espacio en el disco duro. Pero ahora, ¿tú qué tipos de formatos consumes para cada ocasión?

Fuente: Digital Trends

Desde la Red…
Comentarios