Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

iphone-glass

Cada año Apple nos ha “sorprendido” con un nuevo iPhone, algunos simplemente son mejoras del diseño anterior como las versiones S o el más reciente SE, pero hay ocasiones en la que los famosos iPhone cambian radicalmente de diseño.

Últimamente los iPhone no han cambiado mucho, un poco de tamaño, de color, los bordes son más redondeados… Algo que se ha mantenido son las estructuras de aluminio desde el iPhone 5 hasta ahora, pero es probable que esto cambie el siguiente año con un teléfono de vidrio.

Según reportes de Ming-Chi Kuo de KGI, una analista confiable de todo lo relacionado con Apple, es posible que el iPhone tenga un rediseño mayor en el 2017 sustituyendo las estructuras de aluminio por una carcasa enteramente de vidrio que tendrá la ya especulada pantalla AMOLED que será fabricada por Samsung.

Esto podría sonar muy parecido al diseño que Apple tenía anteriormente con el iPhone 4, pero la gran diferencia es que Apple ya podría incorporar los vidrios con bordes redondeados como lo ha hecho con el iPhone 6 y 6S en donde el cristal de la pantalla se mezcla e incorpora con el resto de la estructura del dispositivo de una manera muy sutil.

El detalle del diseño del iPhone 4 y 4S es que existía una gran estructura de aluminio en el borde de todo el dispositivo. Quizá el diseño del iPhone en el 2017 pueda no tener esa banda en lo absoluto y podría ser un teléfono completamente cubierto de vidrio, lo que lo convertiría en un teléfono único en su clase. También existe la posibilidad de tener el borde metálico, pero de una manera mucho más delgada que la que se presentaba en el iPhone 4.

Apple está un poco obligado a hacer este cambio, aunque los modelos de aluminio (iPhone 5, 5S, 6, 6S y SE) han demostrado ser equipos muy buenos, el aluminio se está convirtiendo en algo que casi todos los fabricantes están utilizando en sus diseños, algunos inclusive criticados por parecerse al iPhone.

Si Apple regresa al diseño con vidrio en la parte de atrás con un borde metálico más delgado podría recibir muchas críticas, no por volver al concepto del iPhone 4, sino por ahora parecer mucho a Samsung y sus nuevos Galaxy S7, principalmente el modelo edge que tiene el cristal curvo y hace que el borde metálico sea muy delgado.

Es muy pronto para ver partir el diseño del iPhone 6S y quizá tengamos que esperar a dos generaciones del iPhone para ver este nuevo dispositivo de vidrio, así que tendremos que esperar a ver cuál será la gran innovación en el diseño de Apple.

Fuente: 9to5Mac

Desde la Red…
Comentarios