Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Algo que caracteriza al martillo de Thor, el Mjölnir, es que sólo este personaje de Marvel puede cargarlo en sus manos. No importa qué tan fuerte seas, ya que incluso la película de Los Vengadores se encargó de probarnos que ni el propio Hulk fue capaz de levantarlo con sus enormes brazos verdes.

Al parecer, un ingeniero eléctrico, Allen Pan, ha logrado traer esa misma idea al mundo real y ha diseñado su propio Mjölnir. Para lograr que el martillo sea inmovible por cualquier persona más que por él, decidió aprovechar las propiedades del magnetismo y de la tecnología de la mejor forma.

Y es que adentro de la cabeza del martillo incluyó un electroimán de un horno de microondas, el cual utiliza la electricidad para producir un campo magnético. Esto crea una fuerza de atracción muy fuerte, la cual es suficiente para que el martillo, al estar arriba de una superficie metálica, sea lo suficientemente pesado para cargarlo, como se puede ver en este video:

Por otro lado, el mango está está unido a un sensor táctil capacitivo, que a su vez está conectado a un Arduino Mini Pro y a un relevador de estado sólido, que sirve como un dispositivo de conmutación. Tan pronto como alguien agarra el mango, el electroimán se enciende, pegando el martillo a la superficie metálica.

Sin embargo, dicho efecto puede ser apagado por medio de un lector de huellas dactilares colocado estratégicamente en una parte del mango. Por supuesto, el mecanismo está programado para apagarse sólo cuando Pan coloca su dedo en dicho sensor, lo que le permite cargar el martillo sin mayor problema.

Desde la Red…
Comentarios