Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Sí, lo sé, no soy un usuario típico, pero ante esta situación de repente surgen buenas opciones para solucionar problemas. Cambio de celular constantemente, mi trabajo lo requiere. El gran problema, de siempre, es como sincronizar la agenda de citas y el directorio telefónico… siempre es un pequeño desastre. El correo está casi resuelto, pues de alguna u otra forma, los teléfonos ofrecen acceso a cuentas POP/IMAP o al socorrido GMail.

Uso Outlook como cliente de correo, citas y agenda telefónica. No me he podido desprender de él. Por más aplicaciones Web 2, 3 ó 4.0 que existan, la costumbre es una fuerza muy difícil de vencer. Así es que busqué alguna opción para sincronizar mis contactos y agenda con un Bold de BlackBerry, ya que el software de fabrica funciona bien, pero al querer sincronizar, muestra un error de que necesita estar conectado a Internet … ¿quién no está conectado a Internet? Todo esto en Windows 7, que me imagino es parte del problema, pero, como no pienso regresar a Vista ni a XP por el momento, encontré lo siguiente.

Buscando y “gugleando” localicé este sitio que, hasta el momento, me ha funcionado de maravilla. Se trata de FUNAMBOL, en primer lugar, código abierto, gratuito (la empresa hace más cosas, pero esta parte es open source). En segundo lugar, ofrece justo lo que estaba buscando: sincronización de mis datos en la PC con cualquier celular (casi cualquiera) pero “over the air”, eso es, sin cables. Hay una “nube” intermedia que es el propio portal de Funambol y funciona, para mi caso, más o menos así:

1. Se instala un programa “add in” para Outlook que obtiene la información necesaria (contactos, agenda de citas, notas y tareas pendientes).
2. Este programa envía la información al portal MyFunangol.com y la deja ahí para consulta, modificación, etc. Cualquier cambio que hagas en Outlook, al ejecutar de nuevo el sincronizador, modifica los datos en el portal.
3. En el teléfono, se descarga un pequeño programa que va al portal y trae la información nueva o modificada. De igual forma, si moví algo en el teléfono, envía los cambios al portal y luego llegan a Outlook.

¿Complicado? Sí, pero no lo suficiente como para no usarlo. El tema es escabroso, delicado, con muchas horas de frustración cuando de repente todo “desaparece”, ya no más contactos, o lo peor, entradas duplicadas. Estoy seguro que alguna vez tuviste el problema de tener tus contactos y citas dobles o triples… en fin, seguiré usando este FUNAMBOL (¡qué nombrecito!) y platicaré la experiencia. ¿Comentarios?

Desde la Red…
Comentarios