Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Tras años de desarrollo, el plan de Mark Zuckerberg de crear drones capaces de proveer internet en zonas de escasos recursos o de difícil acceso esta tomando forma tras el primer vuelo largo de su aeronave solar.

Según detalló Zuckerberg a través de Facebook, el pasado 28 de junio fue la fecha en que su dron solar, Aquila, emprendió su partida para cumplir el objetivo de sobrevolar un área durante 30 minutos, pero los resultados y las condiciones resultaron mucho más favorables de lo que pensaban y el vuelo se extendió a más de 90 minutos.

Al conseguir que aterrizara de vuelta, un equipo de especialistas analizó toda la información obtenida.

Según explicó Zuckerberg, los drones del Proyecto Aquila son tan anchos como un Boeing 747 pero pesan sólo mil libras o 453 kilogramos.

Estas aeronaves captan la mayor cantidad de energía del sol durante el día, con el fin de contar con la suficiente para mantenerse en el aire durante toda la noche, sin olvidar mantener encendidos todo el equipo de comunicación, luces y por supuesto el equipo de transmisión de internet, algo que Zuckerberg tradujo como el consumo a tres secadoras de pelo. Por lo que es fundamental dominar las corrientes de aire, así como mantener un constante mantenimiento y actualización del equipo para ahorrar la mayor cantidad de consumo posible.

Aunque Aquila puede funcionar de manera autónoma, por seguridad se debe de monitorear todo el tiempo con el fin de mantener optimizadas las condiciones de vuelo, es decir revisar la altitud, velocidad y rumbo hasta constatar que el área de cobertura de transmisión sea la correcta y se encuentre en condiciones.

El objetivo de Aquila es proveer de Internet a zonas en las que los recursos o infraestructuras no son suficientes, zonas donde se ubican más de 4 mil millones de personas.

Para lograrlo, esto los drones generarán una red estratosférica basada en tecnología de comunicación láser, la cual puede transmitir datos en 10 Gigabits por segundo, lo cual sería más rápido que cualquier otro sistema, teniendo un alcance de conexión de 15 kilómetros de distancia.

Lo que queda de este año y el que viene, el equipo de desarrollo de Aquila seguirán con las pruebas de vuelo, haciendo vuelos más altos y de mayor duración donde el primer objetivo es resistir 90 días de vuelo continuo.

 

Desde la Red…
Comentarios