Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

bluehost00

Una vez quise entrar a mi blog (en Blogger) y hallé que el sistema estaba en mantenimiento. Normalmente -recordaba- Blogger avisaba de esto, pero en esta ocasión no podía acordarme de ningún aviso al respecto. Y la situación no duró una hora, sino más de seis. Finalmente la gente de Blogger avisó de haber enfrentado bases de datos corruptas y decidieron tomar acciones radicales. Yo vi reflejado eso como artículos míos que pasaron a ser borradores cuando ya incluso se habían publicado.

Esto quizás no es muy grave. Si el blog no está accesible por unas horas no se acabará el mundo. Pero ayer nos enteramos que BlueHost, HostGator y HostMonster se habían “caído”. Mi servidor de correo está en las máquinas de BlueHost y desde luego, no tengo acceso a mi mail desde hace unas horas. Esto parece pues más grave: ¡No puedo leer mi correo electrónico! Suena como la peor de las desgracias. ¿Quién me estará escribiendo y yo aquí sin poderlo saber?

HostGator, HostMonster y BlueHost son tres marcas de Endurance International Group. El problema parece ser en el servicio de mantenimiento de los servidores en el centro de datos de Provo, Utah, en los Estados Unidos. De acuerdo con los tuits de BlueHost y HostMonster, el mantenimiento ha causado dificultades adicionales. BlueHost ya ha reportado que sus teléfonos no paran de llamar pues las quejas no se han hecho esperar, pero que la compañía está haciendo todo lo posible para regresar ASAP (as soon as possible – lo antes posible) a la normalidad.

Una de las preguntas recurrentes es ¿qué pasará con mis mensajes de correo, los que ya llegaron a mi buzón y los que me están mandando y que no pueden llegar? La respuesta fue expedita: Los que llegaron estarán ahí cuando el sistema se restablezca y los que se mandaron cuando se cayeron los servidores, tienen dos posibles caminos: que el servidor que los mandó regrese un mensaje de error al destinatario o bien, que se mantenga enviándolos tratando de llegar a su detino. Todo dependerá de cómo esté configurado el sistema de correo.

Yo entiendo que estas cosas pasan, pero me es claro que es muy frustrante (y los de BlueHost lo saben), el no poder acceder a tu correo electrónico. La empresa ha mandado mensajes por Twitter casi cada minuto indicando cómo van las cosas. Es claro que la presión de los clientes no se ha hecho esperar. Y ése es el punto que me parece más crítico: dependemos tanto de esta información virtual, que ahora que sufrimos este problema (los que estamos con nuestros datos en esos servidores), estamos como huérfanos y no nos calienta ni el sol. No me cabe duda que hemos dado demasiada importancia a toda esta tecnología y ahora dependemos de ella mucho más de lo que imaginamos.

Eventualmente regresará todo a la normalidad, pero es evidente que la información debe estar accesible a los usuarios a todo momento. Es claro que este problema de BlueHost, HostGator y HostMonster solamente es una muestra de lo que podría pasar si por ejemplo, un ataque masivo contra servidores surtiera efecto y dejara a los millones y millones de usuarios sin su correo electrónico. El escenario, me parece, sería dantesco ¿o no?

Referencias

Mashable http://mashable.com/2013/08/02/bluehost-down/

Desde la Red…
Comentarios