El GRASP lab de la Universidad de Pennsylvania ha trabajado con cuadracópteros para desarrollar varios proyectos. Esta vez han presentado algo mucho más impresionante.

Gracias al trabajo hecho previamente, los participantes de dicho laboratorio lograron hacer que varios cuadracópteros trabajen en equipo para hacer algo más que volar alrededor de una habitación.

Estos artefactos voladores son capaces ahora de embonar varias piezas para construir una estructura. Lo increíble es la precisión con que lo hacen, así como el que puedan ser coordinados para trabajar en conjunto sin estrellarse unos con otros.

Al ver el video aumentado en velocidad se nota que cada uno de los dispositivos tiene trazada la misma ruta y labor, sin embargo, conforme la construcción avanza, cada cuadracóptero identifica dónde tiene que llevar la siguiente pieza, así como la altura.

La gente que ha puesto su empeño en este tipo de desarrollos seguramente ha dejado a más de uno con la boca abierta, y es que, gracias a ellos, se podría llegar a emplear estos dispositivos para labores controladas remotamente, vigilancia, etcétera.

Fuente: Engadget

Enlaces Patrocinados
Comentarios