Computadoras Lenovo podrían ser un riesgo para la seguridadEl uso de computadoras Lenovo para algunas divisiones del gobierno en países como Estados Unidos o Reino Unido supuestamente fue restringido ante el hallazgo de “huecos de seguridad” en los dispositivos de la marca oriental que permiten ataques informáticos, lo que pondría en riesgo la información de cada país.

Según un reporte del Australian Financial Times, agencias de seguridad británicas y australianas confirmaron que se aplicó una restricción de uso de los sistemas de cómputo Lenovo dentro de redes “clasificadas” donde existe información sensible que no puede ser expuesta a posibles ataques cibernéticos.

Lenovo es una empresa establecida en Beijing que ha crecido de manera importante en los últimos años; tras la adquisición de la división de cómputo personal a IBM, Lenovo se ha vuelto uno de los fabricantes de PC clave en la industria, rebasando a Dell y disputando el primer lugar con HP.

De acuerdo con la información, la restricción de uso se aplicó desde mediados de la década pasada por ciertos países, y de hecho, en Australia nunca se ha acreditado la utilización de las computadoras Lenovo en redes de uso secreto.

Se cree que el origen del hueco de seguridad radica en la propia construcción de los dispositivos, en los que se incluyó de manera intencional “circuitos maliciosos” en los chips para activar ataques “meses o años después”, sin revelar si esto se ha hecho sólo con algunas computadoras o con la línea de producción completa de Lenovo.

Dichos chips habrían sido fabricados en China por empresas que son “cercanas al gobierno” y son muy difíciles de detectar si no se cuenta con los recursos necesarios, según indica el reporte.

Hasta donde se sabe, la restricción se aplicó en Estados Unidos, Nueva Zelanda, Australia, Gran Bretaña y Canadá, y sólo implica que los dispositivos Lenovo no se utilicen en divisiones gubernamentales altamente clasificadas.

Si en realidad la modificación de hardware se realizó por empresas con lazos al gobierno chino, el debate respecto a la supuesta intrusión de ese país a las redes informáticas de empresas como The New York Times y otras entidades gubernamentales en Estados Unidos tendría un nuevo elemento de discusión ahora que esta información está a la luz pública.

Mientras tanto, Lenovo respondió a la publicación de Australian Financial Times que no estaba consciente de esta restricción aplicada a sus dispositivos y que “los clientes públicos y empresariales han encontrado vez tras vez que los productos [Lenovo] son confiables y seguros y siempre hemos recibido de buena manera su participación para asegurar que estamos cumpliendo con las necesidades de seguridad”.

Referencia: Australian Financial Times

Enlaces Patrocinados
Comentarios