A casi 25 años de su creación, Canadá, Estados Unidos y México se han reunido para comenzar la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), donde se tratarán nuevos e importantes puntos los cuales involucran a los servicios digitales y el comercio electrónico, el cual ha crecido de una manera apabullante en los últimos 10 años, demostrando que la población, economía y formas de comercio son muy distintas a lo que era hace 20 años.

Comenzamos con el comercio electrónico el cual se podría ver afectado positivamente, ya que se busca mejorar la logística al implementar nuevas herramientas tecnológicas e infraestructura para crear fronteras más eficientes y así agilizar el transito fronterizo, lo que reduciría, los costos de operación, tiempos de envío y finalmente el costo al usuario final.

#TipsNChips: Piérdele el miedo a las compras en línea con estos consejos

Bajo la misma línea del comercio electrónico, también se modificarán los impuestos irregulares, ya que estos afectan directamente el consumo de los usuarios en las plataformas en línea, debido a que mientras un comprador estadounidense puede gastar hasta 300 dólares en productos mexicanos sin tener que pagar un impuesto de importación, en cambio un mexicano tiene como máximo 50 dólares en productos norteamericanos antes de que se le aplique dicho impuesto.

Como es de suponer, este es un punto vital a tratar, debido al fuerte interés de varias empresas de las 3 naciones por ajustar los impuestos extra de importación, donde Estados Unidos busca elevarlos hasta 800 dólares en productos sin pagar impuesto, y así obtener un comercio electrónico más justo y atractivo en las 3 entidades.

Aunque a México esto no le resulta conveniente si consideramos la enorme entrada de dinero que obtiene justamente por este impuesto. Al final de cuentas el usuario será el beneficiado al contar con una apertura de marcas más amplia que pueden dar un precio competitivo sin preocuparse de la aplicación de otro impuesto.

En el caso de los servicios en línea y productos digitales, se buscará crear una regulación sobre el flujo de datos, propiedad intelectual, así como la eliminación de impuestos en productos digitales (software, ebooks, video guías, etc.) en pocas palabras regular el cobro y garantías de distintos productos y servicios como Spotify, Netflix, YouTube, entre muchos más en los 3 países.

El costo de la propiedad intelectual

En cuanto la propiedad intelectual, es un punto que seguramente se tomará especial importancia, debido a la gran cantidad de contenido que se produce y se distribuye que se ve afectado por las leyes de telecomunicaciones de cada país, donde las empresas y los usuarios se ven afectados impidiendo el acceso a cierto contenido, además de discutir sobre el uso indebido de contenido protegido o con derechos de autor.

Lo anterior se puede ejemplificar como cuando YouTube no permite la reproducción de un video argumentando que el contenido no esta permitido en nuestro país, o cuando se debe de pagar un cargo extra para tener acceso a contenido que tal vez en otro país sea gratuito.

Por lo pronto, habrá que aguardar a que las negociaciones resulten exitosas y así conocer cuales serán las ventajas y desventajas del nuevo Tratado de Libre Comercio.

Participa en nuestra encuesta:
Enlaces Patrocinados
Comentarios