Las películas filtradas de Sony Pictures, ¿responsabilidad de Corea del Norte?En días pasados, Sony Pictures, empresa que maneja un enorme catálogo de películas para distribución internacional, fue atacado. No fue a su página web o servidores para extraer información de los usuarios, al menos ese no fue el objetivo principal, y la consecuencia ha sido grave; de hecho, ahora se rumora que el golpe podría tener tintes más “políticos”.

El ataque se realizó al sistema interno de la empresa, por lo que los empleados llegaron a su oficina el día en que todo sucedió y se vieron frente a una pantalla que decía “Hackeados por #GOP”, más un mensaje de amenaza en el que se dijo que se había extraído información delicada que sería publicada más adelante.

Desafortunadamente las causas del ataque no quedaron claras desde el principio; se dijo que todo podía haber sido obra de empleados, un movimiento “desde adentro”, pero hasta ahora no se ha comprobado nada.

Más adelante, durante el fin de semana, al menos cuatro películas que aún no se estrenan en salas o que fueron estrenadas recientemente – y que son propiedad de Sony Pictures – se publicaron en sitios para descargas de torrents. Los títulos fueron Fury, Annie, Mr. Turner, y Still Alice.

Mientras que el ataque sigue teniendo efecto y el funcionamiento interno de la empresa se mantiene afectado, nueva información sugiere lo que podría ser el origen de la agresión. De acuerdo con The Wall  Street Journal, existen indicios de que Corea del Norte podría estar detrás del golpe.

En la cinta The Interview, los actores James Franco y Seth Rogen interpretan al conductor y productor de un show del cual Kim Jong Un (actual líder del gobierno en Corea del Norte) es fan, por lo que deciden visitarlo; no obstante, la CIA se entromete y recluta a ambos en un plan para asesinar al mandatario.

Ya que esta cinta ha sido reprobada por el gobierno de ese país desde que fue anunciada, y a pesar de que ya se ha editado para remover partes de la misma, se piensa que podría ser parte del motivo para realizar el ataque.

Otro indicio es que se halló que el código malicioso que se usó para atacar a Sony Pictures es similar al de otra agresión realizada a estaciones de TV en Corea del Sur, misma que fue atribuida a Corea del Norte.

Esta serie de sucesos de gran impacto para Sony Pictures están desatando especulaciones sobre las causas probables, y aún no hay conclusión. Por ahora sólo resta esperar a que continúen las investigaciones para saber cuál fue el motivo del ataque y quiénes son los responsables.

Referencia: The Wall Street Journal

Enlaces Patrocinados
Comentarios