Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Si quien lee este artículo vio la película Volver al futuro (Back to the Future), recordará que la máquina del tiempo del Doc estaba en un DeLorean, un auto espectacular. Dicho transporte del tiempo tenía algo que se llamaba el condensador de flujo (flux capacitor), que supuestamente marcaría algo como la energía que tenía el auto para poderse mover en el tiempo. Emmet Brown (el “Doc”), interpretado por Christopher Lloyd dice en la película: “es lo que hace que los viajes en el tiempo sean posibles”.

Y como nadie es inmune al bombardeo de información, más de uno habría querido tener un condensador de flujo de adorno en su casa, quizá en su escritorio. Lo mejor es que no ha faltado aficionado a la electrónica que se imponga esto como un simpático proyecto, como en el caso del usuario Xyster101, quien en HackADay nos muestra cómo construyó su propio dispositivo.

Él usó una caja de madera, mucho más económica que una caja eléctrica apropiada (que en Estados Unidos puede costar unos 125 dólares). Dentro de la misma la acondicionó de manera que se viese tan cercana a la original. De hecho, hay algunos componentes que sólo son escenografía y que no se usan en el dispositivo, pero que hacen verlo como el original.

Una vez hecho todo esto, pintó apropiadamente la caja y el resultado es prácticamente una réplica del condensador de flujo del DeLorean de la película. Todo esto le llevó unas 30 horas de trabajo.

Los tres tubos del condensador tienen LEDs que usan muchos modos diferentes. Se controlan a través de una caja con microinterruptores, de forma que pueden tener comportamientos diferentes, es decir, iluminar de distintas formas. También le acondicionó un sensor de movimiento que hace que los LEDs se enciendan.

En el video de arriba puede verse todo el proceso de la construcción. El creador pudo eventualmente mostrarle su condensador de flujo al mismísimo Lloyd, quien se lo autografió.

Referencias: HackADay 

Desde la Red…
Comentarios