Este viernes por la mañana las acciones de LinkedIn se desplomaron casi un 40%, borrando 10 mil millones de dólares de su capitalización de mercado, esto después de que ayer la compañía anunciara pérdidas de 8.4 millones de dólares durante el último trimestre de 2015, cifra que contrasta con las ganancias de 3 millones de dólares del mismo periodo del año anterior.

A pesar de esto, los ingresos de la empresa se incrementaron un 34%, hasta los 861.9 millones de dólares, pero las pérdidas se debieron en gran medida al incremento de los gastos. Y es que los analistas destacan que la inversión en el desarrollo de nuevos productos se ha disparado desde los 150 hasta los 217 millones de dólares.

Además, parece ser que la estrategia de LinkedIn de extender su presencia física más allá de Estados Unidos, comprando empresas y reclutando a nuevos comerciales, no está dando los frutos esperados debido a la ralentización económica en Europa, Oriente Próximo, África y Asia-Pacífico.

LinkedIn espera obtener ingresos de alrededor de 820 millones de dólares para el primer trimestre de 2016, el cual concluirá el 31 de marzo, es decir, unas predicciones por debajo de las estimaciones de los analistas los cuales eran más optimistas y calculaban cerca de 863 millones de dólares de ingresos para este periodo.

Por su parte, el director general de la compañía, Jeff Weiner, señaló que la estrategia en 2016 se centrará cada vez más en un conjunto reducido de valor, con iniciativas de alto impacto para fortalecer e impulsar el apalancamiento a través de toda su cartera de negocios, además de que su plan de trabajo apoyará un mayor énfasis en la simplicidad, la priorización del retorno sobre la inversión y el impacto final de ésta.

Referencias: CNBC, Fortune, Wall Street Journal

Enlaces Patrocinados
Comentarios