Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

La historia de los lenguajes de programación está íntimamente ligada al desarrollo del hardware. Por ejemplo, LISP no pudo ser implementado en máquinas de 8 bits hasta que se pudo tener al menos 128K bytes de memoria disponible. Por ello quizás, los primeros lenguajes de programación para microcomputadoras fueron relativamente primitivos. Uno de ellos, desde luego es el BASIC, cuya primera versión de Microsoft, se implantó en los sistemas Altair, que eran microcomputadoras muy rudimentarias pero que sin duda eran el primer paso que tomaría la tecnología para el desarrollo de equipos de cómputo para las masas.

Altair BASIC fue un intérprete del lenguaje de programación BASIC, que podía ejecutarse en una Altair 8800 de MITS. Bill Gates recuerda que cuando é y Paul Allen leyeron sobre la Altair (1975), se dieron cuenta que las computadoras caseras empezarían a proliferar y bajarían rápidamente de precio. Por ello, decidieron que vender software podría ser un gran negocio. Gates pensaba que un intérprete de BASIC sería un buen argumento para que más aficionados se compraran una computadora Altair y entonces se contactó con el fundador de MITS, Ed Roberts, a quien le dijeron que estaban trabajando sobre un intérprete de BASIC y le invitaban a ver una demostración.

Cabe decir que Micro-soft, como originalmente se llamaron, no tenían ningún producto. Lo que estaban midiendo era el interés de la idea. Roberts se interesó y decidieron reunirse unas semanas después para ver el intérprete de BASIC. Curiosamente ni Allen ni Gates tenían una Altair ni un intérprete, pero Allen había escrito un emulador del procesador 8008, que corría en un equipo PDP-10. Adaptó el emulador basándose en la guía de Altair y lo probaron en una PDP-10 de la Universidad de Harvard. La Universidad cuando supo de lo que hacían Allen y Gates puso reparos, pero no había ninguna reglamentación al respecto del uso de los sistemas de cómputo de la institución.

Gates y Allen entonces compraron tiempo de máquina a un servicio en Boston para así completar su intérprete de BASIC. Se contrató a un estudiante de Harvard, Monte Davidoff, para escribir las rutinas de punto flotante, que era un avance frente a la mayoría de los intérpretes que empezaban a surgir. Cuando terminaron el intérprete, tenía instrucciones de entrada/salida, y un editor de líneas. Y todo en apenas 4K de memoria, lo que d3ejaba buen margen para los programas.

A 50 años del lenguaje BASIC

La versión final se imprimió en papel y Allen voló a Alburquerque para hablar con Roberts. En el avión se dio cuenta que no había escrito el programa de arranque y lo escribió en el vuelo mismo. Esto tuvo que alimentarse “a mano” en la máquina de demostración de Altair y cuando finalmente se leyó la cinta con el intérprete y apareció el prompt del sistema, supieron que todo funcionaría.

Roberts acordó distribuir el intérprete de Microsoft y los contrató para seguir sacando actualizaciones. Salió la versión original de 4K, para más tarde sacar una mejor de 8K, otra llamada Extended BASIC además de Extended ROM BASIC e incluso Disk BASIC. Estas versiones fueron muy populares en el Homebrew Computer Club. Sin embargo, los socios de dicho club empezaron a copiar el intérprete sin pagar por él. Probablemente fue el primer caso de piratería y Microsoft fue la primera víctima. Cuando Gates se enteró, escribió una dura carta abierta a los piratas, indicándoles que esto podría matar la industria naciente del software, pero muchos aficionados le contestaron defensivamente.

Eventualmente Microsoft dejaría de apoyar el intérprete para Altair y se quejaron de que no se le había pagado lo prometido. Fueron a juicio y para sorpresa de Roberts, Microsoft ganó la demanda. Finalmente Microsoft empezó a consolidarse cuando decidieron meterse a la creación del sistema operativo, MsDOS que, casualmente, tiene una historia parecida sobre cómo fue creado.

El software ya desensamblado, puede verse aquí. Hasta donde se sabe, Gates jamás lo ha hecho público.

Enlaces Patrocinados
Comentarios