Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

disparos-tv00Siempre he pensado que los norteamericanos han decidido, desde hace mucho, arreglar todo a balazos. Desde luego que esto se ve en todas las películas de acción y aunque es ficción estos ejemplos permean en la vida cotidiana y no faltan los videos en donde el papá decide darle de balazos a la laptop de la hija porque ésta no trabaja o pierde el tiempo todo el día frente a la pantalla. Hay notas que cada vez son más frecuentes, de policías que matan a balazos a indocumentados o personas que simplemente no obedecieron las órdenes eventuales que le daba un oficial.

Por ello mismo, la noticia de que una mamá disparó una serie de balazos contra la televisión plana porque sus hijos veían mucha TV, no es de extrañarse y menos si hablamos del país vecino al nuestro, en donde poseer un arma de fuego es relativamente fácil. La madre de 40 años, Jennifer Ullery, de Illinois, frustrada porque sus tres hijos se la pasaban pegados a la TV viendo videos musicales, tomó un rifle Ruger, calibre .22, y disparó contra la Tv de 50 pulgadas, de la marca Panasonic.  En el momento de los disparos, los tres hijos de Ullery, de 6, 11 y 15 años, estaban viendo un video en donde aparecía la banda Primus. Cuando llegaron las autoridades a la escena del incidente, hallaron la televisión destrozada, el arma en cuestión y municiones extra.

De acuerdo a los testimonios recabados, la mujer abrió fuego sin advertir nada. Simplemente entró al cuarto y empezó a disparar. No hubo heridos por el incidente. Sin embargo, Ullery fue inmediatamente puesta a disposición de la justicia acusada de poner en peligro la salud y la seguridad de los niños además del tener un arma de fuego de manera ilegal, es decir, sin la identificación necesaria por ley. Las instituciones encargadas de la seguridad de los infantes pusieron a los chicos en custodia con una familia cercana hasta que Ullery sea liberada.

En la Corte, Ullery se declaró no culpable de todos los cargos contra ella por el incidente. Se le puso una multa de 1500 dólares y tendrá que regresar al juzgado a finales de abril de este año. Cabe decir que esta no es la primera vez que la policía hace acto de presencia en la casa de Ullery. En marzo del 2014 la policía arrestó a Daniel Ullery, de 31 años de edad, por cargos domésticos y en otra ocasion por disputas sobre la custodia de los hijos.

Referencias:

Digital Trends

Desde la Red…
Comentarios