El gigante de la venta de libros en línea, Amazon.com, espera lanzar un esquema de renta de libros que empezará primero en los Estados Unidos, en donde los clientes pagarán una cuota anual por acceder a una biblioteca de libros electrónicos.

Los editores de libros, sin embargo, no parecen estar todos de acuerdo con este concepto, el cual parece ser el más exitoso en lo que se refiere a renta de películas, como por ejemplo, es el que usa Netflix. La pregunta es si la misma idea puede funcionar para los libros electrónicos.

Se cree que Amazon ha ofrecido a las editoriales una buena suma de dinero por unirse a este esquema. Sin embargo, parece que las negociaciones están aún en el inicio. Amazon aparentemente está ya casi lista para lanzar de manera inminente un dispositivo tipo tablet que compita con el líder, el iPad de Apple, y probablemente esto sea parte de las negociaciones entre la tienda en línea de libros y los editores de contenidos escritos. Se supone que quienes quieran acceder a este servicios pagarían unos 79 dólares al año, por tener acceso a una colección de libros digitales, en la cuenta denominada Amazon Prime. Este servicio le permitiría además a los suscriptores una cantidad ilimitada de envío a los dos días y películas y programas de TV a demanda de los usuarios.

Sin embargo, de acuerdo a un ejecutivo de una editorial norteamericana: “Esto [el tener un servicio de renta de libros digitales] lo único que haría es degradar el valor del negocio de los libros“.

De hecho, la renta de libros digitales ya existe, como en booksfree.com y bookswim.com, quienes ya llevan cierto tiempo en el negocio. Sin embargo, estos servicios mandan los libros físicamente a los clientes, en lugar de ofrecer acceso limitado a una serie de libros en formato electrónico.

Dos cosas que seguramente están en este tema: ¿qué libros estarán disponibles a los que paguen esa cuota anual? ¿Quién decidirá qué libros habrá y cuales no? Igualmente, si los libros electrónicos en renta se mandan a los Kindle o a la potencial tablet que Amazon parece va a sacar próximamente, ¿cómo se asegurará la empresa de que esos libros no podrán ser copiados de manera ilegal? Es decir, alguien podrá rentar los libros que quiera pero si se halla un procedimiento (ilegal) para guardarlos y poderlos leer después de que pase el período de renta, ¿cómo podrá evitar Amazon que esto pase?

Fuente: The Telegraph

Enlaces Patrocinados
Comentarios