Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Cualquier persona podría pensar que los cassettes ya son una tecnología obsoleta carente de interés, pues ya tenemos propuestas en línea más atractivas y otras alternativas para escuchar música.

Sin embargo, no faltan las personas que buscan destacar del resto de la sociedad dando valía a la cuestión retro. Después de los vinilos, la venta de cassettes en Estados Unidos aumentó en proporciones históricas durante el año 2016.

129 mil copias de cassettes fueron vendidas, lo que quizá no se compara con los 13.1 millones de vinilos vendidos, pero respecto al año 2015, hubo un 74 por ciento de aumento.

Los álbumes de cassettes especializados de Justin Bieber (Purpose) y The Weeknd (Beauty Behind the Madness) contribuyeron al crecimiento, pues cada uno vendió cerca de mil copias, mientras que las versiones reeditadas de The Slim Shady LP de Eminem y Purple Rain de Prince vendieron 3 mil y 2 mil unidades, respectivamente.

¿Realmente se escucha mejor la música en un disco de vinilo?

Otro motivo por el cual la venta de cassettes aumentó de tal manera, fue la cinta de Marvel, Guardianes de la Galaxia: Awesome Mix Vol.1, donde podemos encontrar canciones como Hooked on a Feeling y Ain’t No Mountain High Enough. Desde su lanzamiento, se han vendido más de 11 mil copias.

De igual manera, la banda sonora de Star Wars: The Force Awakens, despertó toda la fuerza de los cassettes, junto con Kanye West y su álbum Yeezus.

La mayoría de los cassettes se vendieron en línea, mientras que el resto se obtuvo a través de tiendas independientes; tiendas de música no tradicionales como Urban Outfitters, al igual que franquicias comerciales masivas.

Algo que quizá nadie se había puesto a pensar es el hecho de que los cassettes se mantienen en pie también porque en las cárceles, los reclusos utilizan dicho medio anticuado para poder escuchar música.

Muere finalmente el VHS

Seguramente es simple moda, o nostalgia por lo antiguo, porque debemos reconocer que de todos los formatos musicales existentes, el cassette es el que ofrece el peor audio, pero el ritual y el concepto de emoción al adquirir uno, quizá es lo que vale la pena de adquirir.

Por supuesto, la venta en formato CD y música digital sigue siendo considerablemente mayor, pero es innegable que para todos los artistas independientes siempre será mucho más barato compartir su música en cintas magnéticas.

Referencia: Billboard

Desde la Red…
Comentarios