Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Liam Stacey

El joven británico, Liam Stacey, tendrá que pasar 56 días en la cárcel tras perder su apelación en la corte. La razón de su enjuiciamiento fueron las burlas realizadas  hacia el futbolista Fabrice Muamba.

Durante un partido de la FA Cup, el centrocampista del Bolton, Fabrice Muamba (23 años), sufrió un ataque cardiaco durante el encuentro. Aún estando el jugador en la cancha, Stacey comenzó a hacer burlas del hecho en su cuenta de Twitter.

La policía recibió numerosas quejas de los miembros del público por los comentarios del estudiante. Al investigar a Stacey se percataron de que ya tenia antecedentes, había sido arrestado previamente por enfrentamientos con la policía. Liam finalmente fue detenido, por incitar al odio racial.

El primer tuit que envió al respecto fue: ”LOL (laughing out loud). **** Muamba. He’s dead!!!” (Jajaja. **** Muamba. Está muerto!!!), después de este comentario hubieron reacciones de molestia en la red social, a las que Liam Stacey respondió con una serie de comentarios ofensivos dirigidos a los usuarios.

El juez John Charles fue implacable con el estudiante, describiendo los comentarios como “viles y abominables, mientras un futbolista luchaba por su vida”.

Últimamente se habla mucho de la libertad de expresión, y hoy todos somos escritores y reporteros de la vida gracias a las redes sociales. Inclusive, defendemos el derecho de decir lo que pensamos. Sin embargo, ¿asumimos la responsabilidad de lo que decimos?

Tal vez parezca una tontería encarcelar a alguien por hacer burlas en Twitter, pero, ¿hasta dónde está permitido burlarse? ¿La muerte de una persona puede usarse como broma?

Participa en nuestra encuesta:
Comentarios