Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

En la actualidad, las nuevas tecnologías han surgido con el fin de facilitarnos las cosas. Bien dicen que la humanidad forma herramientas y estas herramientas, a su vez, nos forman a nosotros. Sin embargo, hemos llegado a un punto en el que no sabemos diferenciar los límites y hemos hecho que poco a poco nuestra sociedad esté inmersa en una realidad muy parecida a la de Black Mirror.

No está mal que nos basemos en las facilidades que tengamos, pero sí debemos saber hasta qué punto llegar y hasta qué punto nos hace bien o no. Por dichos motivos, te mostraremos a continuación algunos de los hábitos que realizas día a día y que más allá de facilitarte las cosas, están dañando seriamente tu salud.

Uso del GPS

gps

El nacimiento del GPS fue totalmente revolucionario, pues ayudó en gran medida a que la gente pudiera moverse por lugares distantes sin el miedo a perderse. Hoy en día, fácilmente podemos llegar a nuestros destinos sin tener que estar preguntándole a un peatón o moviéndonos al tanteo.

Utilizar el GPS podría afectar negativamente a nuestros cerebros

Sin embargo, el uso excesivo del GPS ha demostrado tener severas implicaciones en nuestra memoria; nos confiamos tanto en que el servicio nos ayudará, que no nos esforzamos en lo absoluto por intentar memorizar o aprender nuestras rutas. Ahora sentimos que las aplicaciones de mapas son de vital importancia y que sin ellas no podríamos movernos por territorios ajenos. Por supuesto, son de gran utilidad, pero no hay que caer en la enajenación, ni mucho menos depender por completo.

Compararte con otras personas en las redes sociales

redes sociales

En las redes sociales, todas las personas intentan demostrar la “perfección” de sus vidas. Siempre veremos a alguien viajando o en lugares increíbles, mientras nos encontramos en el trabajo, la escuela, o en cualquier actividad no tan divertida. Por consecuente, comenzamos a lamentarnos y a deprimirnos porque “no somos” como las otras personas.

La terrible sensación al dejar de usar Facebook

Si te estás comparando todo el tiempo, lo más seguro es que comiences a generar depresión, baja autoestima y ansiedad. Nunca te sentirás satisfecho; lo mejor será que te enfoques a lo tuyo y que pienses que todos tenemos problemas en la vida, sólo que muchos se esfuerzan en no darlo a conocer. Algún día tú podrás estar viajando también, pero para eso se requiere esfuerzo, así que en lugar de lamentarte, comienza a actuar y ver por ti mismo.

Tomar fotografías todo el tiempo

selfie

Todos tenemos la necesidad de documentar nuestras vidas, guardar nuestros mejores recuerdos, etc. Ver un increíble paisaje es digno de fotografiar, o estar con nuestros familiares y amigos más cercanos, también. Sin embargo, hay veces en las que exageramos y por una sola situación nos enfocamos en tomar múltiples fotografías que más allá de brindarnos buenas memorias, nos distrae y hace que no disfrutemos del momento en sí.

5 selfies que terminaron en tragedias

Es maravilloso tener una fotografía del sol saliendo, sí, pero también lo es disfrutarlo en carne propia… y, bueno, sin tomar en cuenta el lado cursi de la vida, estudios psicológicos sugieren que tomar muchas fotografías hace año a nuestra salud mental, debido a que los recuerdos podrían ser distorsionados, quizá por el esfuerzo que hicimos al sacar tantas imágenes. En pocas palabras, las cámaras se utilizan ya como memoria externa, no tanto como herramientas para guardar momentos. Por tal motivo, se ha perdido la capacidad de observación y retención… ahora dejamos que las fotos lo hagan por nosotros.

Ver tu smartphone mucho tiempo antes de dormir

smartphone

Esto todo mundo lo sabe, pero pocos realmente dejan de hacerlo. Uno de los hábitos más comunes que tenemos al dormir, es ver nuestro smartphone o tableta. Hoy en día nuestros dispositivos móviles son utilizados como libros, revistas, cine, y todo medio de entretenimiento, así que no es de extrañarse que antes de dormir revisemos de todo un poco. Además, recurrimos a nuestros smartphones para que nos despierten al otro día, por lo que siempre los tendremos cerca.

Estas aplicaciones te ayudarán a dormir mejor

Sin embargo, el uso desmedido de nuestras herramientas tecnológicas podrían causarnos insomnio o una carencia de sueño profundo. Lo que sucede es que la iluminación de las pantallas, provoca una gran activación cerebral, por lo que difícilmente podríamos conciliar el sueño; no nos sentimos plenos al dormir. A veces hasta podríamos genera tensión, aún estando dormidos.

Utilizar durante muchas horas tu computadora

Al pasar mucho tiempo en tu computadora, o en los videojuegos, podría generar que padezcas del Síndrome del Túnel Carpiano, el cual consiste en una enfermedad que ocurre cuando el nervio que va desde el antebrazo hasta la mano, se presiona o se atrapa dentro del túnel carpiano, a nivel de la muñeca, lo cual podría causar muchísimo dolor, debilidad y hormigueo en la mano afectada.

¿Cómo sentarse frente a la computadora?

Lamentablemente, es un padecimiento persistente que podría incluso llegar hasta curarse con cirugía. Lo mejor que podrás hacer es mantener tus muñecas rectas y la espalda derecha para que el tiempo y el uso de la computadora no afecten gravemente.

Desde la Red…
Comentarios