Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

itunes-music00En mi opinión, la música tuvo una revolución fundamental cuando se inventó el esquema de compresión mp3. Gracias a ello ahora se podían crear archivos de música, con la fidelidad que quisiésemos, que podrían ser copiados de un dispositivo a otro, de un disco duro a otro. Compartir música además, se volvía una trivialidad: se copiaba simplemente el archivo con la canción solicitada y listo, se mandaba por correo electrónico al amigo que le interesara.

Esto, desde luego, ha sido el gran problema que siguen enfrentando las compañías disqueras. Pero esto es en parte porque esta industria no parece querer entender que ya no hay manera de seguir vendiendo música como antes del mp3. Hay que cambiar el modelo de negocios y una de las primeras empresas que sacaron provecho de esto fue Apple, pues con su tienda iTunes, logró vender 1 millón de canciones el primer día que salió este nuevo esquema de ventas. En este caso, no se vendían discos completos, a sabiendas que mucha gente compra un disco por una o dos canciones, que son las que se promueven normalmente en los medios. ¿Por qué habría de querer 12 o 10 canciones que no me interesan? Apple vendía a dólar cada canción y con el éxito inicial de esta idea se entendió que no hay marcha atrás: la tecnología impone sus nuevos paradigmas.

Un problema en este modelo de negocios es que quien les compran las canciones las pueden eventualmene compartir con sus amigos. Una idea para salvaguardar los contenidos musicales de ser copiados han sido los derechos digitales, DRM, que tienen una manera de evitar que quien compre una canción la pueda copiar y repartir. Jobs curiosamente, pensaba que esto de los DRM era un absurdo y que a la larga no funcionaria. Probablemente es así.

Por ello, Apple ahora busca no vender ninguna canción, sino hacer streaming de la misma al teléfono inteligente del usuario. Así, lo que tendríamos es una especie de renta de canciones en donde puedo escuchar por una cantidad mensual de dólares, cualquier cantidad de canciones, pero ninguna es mía y no siquiera está en mi dispositivo. Se hace streaming de la canción, es decir, se manda en tiempo real al dispositivo del usuario. De alguna manera estamos cayendo en el terreno del licenciamiento: cuando compras un producto lo que compras es una licencia para usarlo, no el producto en sí, que nunca será tuyo, sino que nosotros, los creadores de los contenidos somos quienes te quitamos el acceso si dejas de pagar. Interesante modelo de negocios pero en mi opinón, una pésima idea para quienes consumen esos contenidos.

Es claro que este modelo podría funcionar no solamente para iPhones/iPads/iPods, sino tal vez para el mundo Android. Pero hay un inconveniente: Apple seguramente quiere que la gente compre sus dispositivos para poderles vender esto del streaming musical, lo cual sería digamos, un valor agregado a la plataforma de la manzana. Y si esta es la idea de Apple, posiblemente sea funcional para los fanáticos de la marca. Otros sistemas operativos o plataformas probablemente tendrán dos opciones, entrar a un modelo como el que quiere imponer Apple, o seguir con el clásico modelo de los DRM o de simplemente aceptar que la piratería es incontrolable.

Habrá que ver qué dicen los consumidores.  Mis preguntas es para los lectores binarios de unocero. ¿Creen que esta es un buena idea? ¿Se vale licenciar todo en lugar de realmente venderlo? ¿Ustedes qué piensan?

Referencias:

SlashDot

Desde la Red…
Comentarios