Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

No hay duda que día a día enfrentamos el mundo del cómputo a través de los diferentes dispositivos que tenemos a la mano. Desde el teléfono celular hasta la computadora de escritorio, pasando por las tablets y demás dispositivos electrónicos como los lectores de “e-books”, nuestra vida es influenciada por la electrónica moderna, mucha de ella programable. Por ello tal vez, no habría que descartar la posibilidad de finalmente aprender a programar en algún lenguaje moderno.

¿Qué cambia realmente en el brinco de un teléfono de gama media a uno de gama alta?

Es cierto que aprender a programar es relativamente intimidante para el que aprende. Por ejemplo, escribimos el código ejemplo de algún programa en nuestra máquina y no corre, y nos marca un sinfín de errores que eventualmente reconoceremos como burdos, pero que impiden la ejecución de los programas. Aprender a programar se parece en muchos sentidos a aprender a hablar un idioma extranjero. Pero si se tiene el ánimo y el acceso a los recursos, entonces la vida se hace menos difícil.

Una idea fundamental es que si se desea aprender a programar es importante plantearse un reto. es como cuando un o se quiere ir de vacaciones. Es básico saber dónde queremos ir. Por ello, plantéese un reto de programación que no necesariamente sea demasiado complejo. Vamos, no se le ocurra pensar en hacer el nuevo “Waze”, por ejemplo. Piense en algo más terrenal e intente crear su propia versión. Seguro usted aprenderá mucho en el camino y empezará a hacerse un verdadero programador.

Vea los diferentes lenguajes de programación y a partir de ahí decida el que le convenza más. Pida consejo de otros programadores, aunque estos le darán siempre sus respectivas opiniones sobre los lenguajes a usar, que son los que usa el aconsejante. Vea programas ejemplos y además, observe si son de código abierto o si tienen herramientas gratuitas para empezar. No tiene sentido invertir en compiladores comerciales o entornos de programación muy sofisticados cuando se está aprendiendo y donde además, hay mucho gratuito y accesible en la red.

Con respecto a la información para programar, podrá hallar muchos libros electrónicos gratuitos que son estupendos para enseñar a programar en el lenguaje que deseé. La red Internet está llena de todo tipo de documentos en este sentido y haciéndose de algunos libros puede empezar a programar, confiado en que habrá buenas guías al respecto, y todo sin gastar un centavo. Cabe sin embargo decir que no es buena idea de comprar ningún libro hasta que de verdad sienta que lo necesite. Se pueden conseguir decenas de libros completos de forma gratuita sobre los lenguajes más populares, tutoriales de todas las plataformas e incluso código fuente en plataformas de código abierto como GitHub o ejemplos en prácticamente todos los lenguajes de programación en Rosetta Code.

Hablemos de lo que los programadores son capaces de crear

También se puede entrar a concursos de programación. facebook, Google y Microsoft, entre otras empresas, abren ocasionalmente concursos para hallar bugs (problemas), en sus sistemas y ofrecen recompensas en metálico. Esta es otra manera de ir aprendiendo a programar.

Pero sin importar qué enfoque tome, considere que el programar, más allá de ser una actividad académica, debe verse como un oficio, es decir, hay que practicarlo. No existen carpinteros sin machucones en los dedos o nadadores que no se mojen para practicar dicho deporte. La práctica es necesaria y no basta con leer los libros correspondientes. Siéntese frente a la máquina. Trabaje en el código, aprenda las ideas involucradas y poco a poco estará en el camino correcto de la programación, el cual bien puede ser incluso un modus vivendi en algunos casos.

Comentarios