Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

En la actualidad, los servicios de transporte han sido de vital importancia para fungir como aliciente a las necesidades de movilidad. Uber es una de las compañías que más alcance han tenido al cumplir las necesidades de los usuarios y ciudadanos.

Sin embargo, pese a las facilidades que brinda a los clientes, Uber ha generado gran polémica en cuanto a temas de inseguridad, cuestiones de racismo, evasión de autoridades y acoso sexual. Y en esta ocasión, la compañía demostró que todavía hay mucho de qué hablar.

De acuerdo con un reporte de The Information, Uber utilizó un programa secreto llamado “Hell” con la finalidad de rastrear a los conductores de Lyft para saber si trabajaban en ambas compañías, y así, reprimir cualquier indicio de competencia.

Sin duda, un hecho vergonzoso para la compañía que de cualquier forma termina dañando su imagen profesional y difícilmente podría ser reivindicada, pues sólo un pequeño grupo de empleados tenía conocimiento sobre este programa implementado para espiar, entre ellos el director general Travis Kalanick.

Con el espionaje a través de Hell, Uber procuraba que los conductores dejaran de estar generando ingresos para la compañía detractora.

Uber se valía de las vulnerabilidades en la aplicación para rastrear cuántos de sus conductores estaban disponibles y dónde se encontraban, saturándolos de viajes en Uber para limitar su habilidad de atender a usuarios de otro servicio.

Supuestamente, esta práctica dejó de ejecutarse después de que informes salieran a la luz en una investigación realizada en Nueva York.

Hasta el momento, trabajadores de Uber no han querido dar información al respecto, pero se están investigando más detalles y se espera a que Uber brinde una declaración oficial.

Referencia: The Verge, The Information

Desde la Red…
Comentarios