La fiscalía Suiza, junto con el ADAC, Club de automóvil Alemán, quiere que la gran pantalla táctil central de 17 pulgadas del Tesla Model S se desactive a partir de una cierta velocidad o que se quite.

El fiscal Jürg Boll junto con el club del automóvil Alemán, se han dado a la tarea de denunciar el grave peligro que representa tener una pantalla táctil de estas dimensiones como centro multimedia principal para el conducto donde además de ser un distractor la pantalla no se encuentra en el campo de visión de la calle.

Boll también declaró que esta pantalla es culpable de deslumbramientos producidos por el reflejo que le da el cristal y la gran dimensión que abarca del tablero, así como de ser totalmente plana y carecer de botones físicos lo que obliga al conductor a apartar la vista del camino.

Por su parte, la ADAC realizó una serie de pruebas a principios del 2013, donde con ayuda de cámaras que tienen la función de seguir el movimiento de los ojos de los conductores para ver cuantas veces y durante cuanto tiempo tienen apartada la vista del camino. Los conductores tenían que recorrer una distancia mientras buscaban una frecuencia en la radio así como programarla, demostrando, que de seis distintos vehículos de tipo sedan los conductores del Tesla Modelo S apartaban más la vista de la carretera que los otros.

Aunque tanto la ADAC como la fiscalía Suiza, le han propuesto a Tesla Motors que desactive la pantalla a cierta velocidad, esto resulta lejos de imposible, bastante peligroso ya que varios de los comandos, además de los de entretenimiento, son controlados a través de esta pantalla como el sistema de navegación, faros y luces antiniebla, además de que no resolvería el problema del reflejo que ocasiona el cristal.

Por lo pronto habrá que esperar  que decisión tomará Tesla para demostrar que su pantalla no es peligrosa o implementar una nueva función que conserve al conductor concentrado en el camino.

Estudio ADAC

Fuente: Golem

Enlaces Patrocinados
Comentarios