Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

La industria de los automóviles es bastante caprichosa y en la actualidad se encuentra en un cambio constante y sumamente radical donde vemos involucrados a las compañías veteranas que comienzan a experimentar con tecnologías alternativas, junto a nuevos jugadores que aprovecharán justamente la electrificación de los automóviles para entrar en el mercado.

En este caso nos encontramos con dos importantes compañías que se encuentran en extremos diferentes de la industria, en primer lugar tenemos a Ferrari, compañía icónica de la industria, la cual desde 1929 ha sido un claro referente, participante y hasta ejemplo de la evolución del automovilismo a nivel mundial en todas las disciplinas posibles.

Probando un Tesla Model S en México

La escudería italiana, siempre ha sido clara sobre su participación con modelos eléctricos —o eso es lo que todos creíamos— ya que al presentar en 2013 el Ferrari LaFerrari, su primer superdeportivo híbrido, la compañía de Maranello aclaró que no se manejará únicamente en modo eléctrico, ya que a ellos no les interesan los automóviles eléctricos, mas que como un complemento que mejore la potencia, respuesta y rendimiento de su poderoso V12 obteniendo una potencia total de 963 CV logrando una aceleración de 0 a 100 km/h en 2.9 segundos.

Pero por otro lado, tenemos  a Tesla, compañía californiana creada por el visionario Elon Musk, la cual ha marcado un antes y después en la historia actual de la industria automotriz, al demostrar que era factible la creación y uso de automóviles eléctricos, desarrollando modelos sumamente rápidos y hasta inteligentes. Donde su más reciente creación ha sido una pequeña pieza de ingeniería, llamada Tesla Roadster 2020, el cual es capaz de lograr una aceleración demencial de 0 a 100 km/h en 1.9 segundos.

Esta creación por parte de la compañía de Musk al parecer le ha pegado duro en el orgullo a la escudería del Cavallino Rampante ya que a través de una entrevista, Sergio Marchionne, actual CEO de Ferrari, comento lo siguiente:

Si se ha de construir un superdeportivo eléctrico, entonces Ferrari será el primero en hacerlo. Las personas están asombradas con el logro de Tesla y su Roadster y no tratamos de minimizar lo que hizo Elon, pero creo que nosotros también podemos hacerlo” declaró Marchionne.

La Nube: Auto Show de Detroit 2018

Sin duda, una gran noticia para los fanáticos de los superdeportivos —y aunque los puritanos de la marca tal vez no estén muy contentos— el que los titanes de la industria comiencen a tomar a Tesla con un mayor respeto y que a su vez lo ocupen como impulso para mejorar es algo que siempre se agradecerá, por lo pronto, tendremos que estar muy atentos a finales de año y principios de 2019, donde Ferrari seguramente demostrará el peso de su escudo.

Comentarios