Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Formula_1_DSR

Los coches de Fórmula 1 están en constante renovación, la aerodinámica, potencia del motor y curiosidades que encierra el diseño de estos monoplazas es el resultado de muchas horas de trabajo de los ingenieros y mecánicos quienes buscan por todos los medios diseñar el auto más eficiente en todos los sentidos.

Una de las curiosidades que se integró a últimas fechas es el Sistema de Recuperación de Energía mejor conocido como ERS (Energy Recovering System). La idea de reciclaje ha llegado hasta los circuitos y para esto los ingenieros han diseñado un sistema que recupera la energía liberada por los gases de la combustión y por el calor generado en los frenos del auto.

El principio de esto fue el KERS (Kinect Energy Recovering Sistem) que surge en 2009, el cual únicamente recuperaba el calor generado por los frenos, lo procesaba y lo convertía en energía que alimentaba una batería. Esta energía podía ser liberada por el piloto en momentos clave de la carrera, proporcionándole una potencia extra de 80 caballos de fuerza (CV) al motor durante unos seis segundos por vuelta.

Por su parte el ERS proporciona 160 CV adicionales durante aproximadamente 33 segundos por vuelta, demostrando que los actuales motores son igual de potentes que los anteriores, pero más eficientes pues usan aproximadamente 35% menos de combustible.

El ERS se compone de dos motor-generador llamados MGU (Motor Generator Unit), una batería de almacenamiento de energía  denominada ES (Energy Store) y controles electrónicos. Un MGU cuando funciona como motor, convierte la energía eléctrica en energía mecánica. Cuando funciona como generador, convierte la energía mecánica en energía eléctrica. En los monoplazas de F1 se usan en específico un MGU-H y un MGU-K. 

El MGU-K,’K’ por Kinect (energía cinética) es una versión mejorada del KERS, al momento de frenar funciona como generador recuperando parte de la energía cinética para convertirla en electricidad. A su vez ayuda a reducir la velocidad del monoplaza, disminuyendo la cantidad de calor que desprenden los frenos. En el momento de la aceleración actúa como una unidad de propulsión, alimentándose por medio del ES o el MGU-H. En el MGU-K la cantidad de energía recuperada por vuelta es limitada

El MGU-H, “H” por Heat (calor) está conectado al turbocompresor del motor y convierte la energía térmica de los gases de escape en energía eléctrica. La energía usa para alimentar el MGU-K o se guarda en el ES para su uso posterior. La energía recuperada por este MGU es ilimitada.

Durante la carrera, por medio de los botones en el volante, los pilotos pueden controlar la energía que se libera por el ERS o para hacer ajustes en la unidad de potencia.

Como siempre la seguridad es muy importante, por lo que existen unas luces en los monoplazas que indican a los mecánicos y comisarios sobre la seguridad eléctrica del vehículo cuando está parado o en los pits, pues una descarga del ERS podría poner en riesgo la vida de la persona. Cuando es seguro acercarse las luces que se encuentran en la parte posterior del coche o sobre la barra antivuelco encienden de color verde, de lo contrario serán de color rojo.

Como vemos, la Fórmula 1 no solo es velocidad, también es un gran trabajo de laboratorios de tecnologías que en un futuro pueden llegar a los coches de calle.

Desde la Red…
Comentarios