Viviendo en uno de las ciudades con más afluencia de personas, no es de extrañar que existan cientos de delitos con relación a este medio de transporte. Varias ciudades del mundo cojean en este tipo de situaciones.

Seattle, en Estados Unidos, es una de las más cosmopolitas y famosas para ir de vacaciones o de negocios en el país vecino, pero esto no quiere decir que esté exenta de la gente que es amante de lo ajeno.

BMW ayudó al Departamento de Policía de Seattle a recuperar un coche BMW que había sido robado por un ladrón. Pero la historia no termina ahí. Resulta ser que éste había robado el automóvil pero no sólo eso, sino que aprovecho también para dormir dentro de él coche la noche de pasado sábado, todo para despertar con la sorpresa de que el vehículo había sido bloqueado remotamente por la misma BMW.

Al parecer el dueño del automóvil había olvidado la llave del auto dentro y el ladrón -que pasaba por ahí-  pensó que sería una buena idea tomar el coche prestado por un rato para ir a dar un paseo; sin embargo al percatarse el dueño que su vehículo no estaba llamó a la policía y fue cuando se pusieron en contacto con BMW.

Una vez encerrado en el automóvil, el sujeto fue sorprendido con una pequeña cantidad de metanfetamina en su poder y fue consignado por las autoridades de la ciudad por posesión de drogas y robo de vehículo.

Esto no solo no deja ver el gran desarrollo que ha habido dentro de la industria de los automóviles, sino que también podemos ver cómo la forma de combatir el crimen en cualquiera de sus modalidades es actuar en conjunto con otras personas.

La tecnología nos da muchas herramientas para poder vivir más cómodamente, depende de nosotros saber aprovecharlas para poder vivir más tranquilidad en ciudades donde a los ladrones les es más fácil tomar “prestado” algo que no es suyo.

Referencia: TNW, CNET

Enlaces Patrocinados
Comentarios