Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Mientras millones de usuarios juegan World of Warcraft, la carrera política de una candidata demóctada de los Estados Unidos podría encontrarse en riesgo debido a que un grupo de contrincantes publicó un sitio de internet que revela que este prefiere jugar WoW con un orco rebelde nivel 85. Según sus opositores, esta elección podría descubrir la naturaleza traicionera del político en la vida real.

“Una bizarra segunda vida” es como los contrincantes de la candidata demócrata, Colleen Lachowicz, llaman a su fascinación por jugar World of Warcraft después del trabajo en su sitio de internet, Colleen’s World. La lucha comenzó por la puja electoral por el distrito 25 de Maine entre Lachowicz y el republicano Tom Martin que tomará lugar el 6 de noviembre.

Como una forma de restarle votos a Lachowicz, el equipo de Martin decidió crear una página que muestre la verdadera naturaleza traicionera del primero mediante su alter-ego, una orco asesina llamada “Santiaga.” El sitio también comenta que la afición del demócrata a World of Warcraft lo ha llevado a vivir una “bizarra segunda vida” que pone en duda su capacidad para llenar un puesto público.

Colleen’s World también monitorea un poco de los dialogos de Santiaga cuando se refiere a su preferencia por apuñalar cosas y matar personas sin tener que sufrir una sentencia penal. El equipo de Martin también ha llevado estos comentarios fuera del sitio de internet al publicar panfletos a lo largo de Maine para revelar la inmadurez y bizarra vida de Lachowicz detrás del teclado y el monitor.

Por otro lado, Lachowicz comentó que no puede creer que su fascinación por los videojuegos sean leña para cremar su vida política ya que, según ella, los RPGs como WoW no tienen nada de malo y son inofensivos hobbies que toda persona puede tener. “En lugar de anunciar las buenas cosas que podrían hacer por la gente de Maine, mis contrincantes deciden hacerme burla.” Comentó la candidata demócrata.

Referencias: ScrewAttack, BBC.

Desde la Red…
Comentarios