Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

La Federación Mexicana de Esports nos responde a la polémica por sus cobros

Su presidente habló con nosotros sobre el escándalo que desató su sistema de afiliación por cobro

La comunidad videojugadora mexicana incendió redes sociales, luego de que la Federación Mexicana de Esports (FEMES) lanzara una convocatoria para conformar la selección nacional de Clash Royale vía sistema de afiliación por cobro.

Algunos elementos que agravaron la polémica son la existencia de una selección de Clash Royale que ya ha ganado campeonatos, y el hecho de que en los términos y condiciones de Supercell, estudio desarrollador del juego, está previsto que todos los torneos con sus títulos deben ser gratuitos, sin posibilidad de cobrar por tasas de afiliación.

Para conocer la postura de la FEMES, hablamos con su presidente, Ismael Silva, quien contextualizó hablando sobre la situación actual de los esports en México y respondió nuestras dudas ligadas al tema que desató la polémica.

Ismael Silva, presidente de la Federación Mexicana de eSports (FEMES)

Unocero: La afiliación mediante cobro incendió redes sociales. Uno de los puntos de la conversación fue que la FEMES entonces no valora el talento de los jugadores, sino su capacidad económica: ¿Cuál es la postura oficial al respecto? Y, ¿en qué se invierte el dinero que se cobra?

Ismael Silva: Somos una organización sin fines de lucro, somo una A. C., diferente de una empresa. Ojo, que no se lucre no significa que no haya gastos.

Conformar una selección mexicana no es una actividad que te implique 20 horas al monitor. Es un proceso de formación para el que se va entrenando; estamos hablando de atletas que requieren apoyos multidisciplinarios, desde entrenamiento hasta atención médica; es darle seguimiento al atleta y a su entorno.

Todo eso va incluido en la afiliación y todo eso genera un gasto.

Ahora, debemos considerar que hay tres vías principales de financiamiento de una federación deportiva, sea cual sea, de futbol, de basquetbol, de beisbol o de lo que sea.

La primera son los recursos públicos, de los cuales no ha entrado nada a esta federación -lo puedes comprobar metiendo una solicitud a la Conade. La segunda son las afiliaciones y la tercera son los patrocinios.

UC: Otro de los puntos de inconformidad de la comunidad gamer es que Clash Royale, el juego que detonó toda la polémica, ya cuenta con una selección que ha ganado campeonatos y que no cobra por integrarse a sus filas. ¿Por qué conformar otra selección y no simplemente allegarse del talento que -ya está comprobado- puede triunfar?

IS: Primeramente, porque no tenemos certeza de su rendimiento; recordemos que muchas veces a los torneos internacionales acuden las personas que entraron por amiguismos. Nosotros necesitamos entregar resultados al gobierno, porque nos lo exige.

Es necesario un proceso formativo, nosotros debemos decir «Este es el histórico de esta persona y por ello decidimos que esté en la selección mexicana», es decir, no basta con asumir que alguien es bueno en determinado juego. Todo ese seguimiento es justamente lo que estamos haciendo. Empezamos históricos.

UC: Ahora, en los términos y condiciones de Supercell viene claro que todos los torneos deben ser gratuitos, abarcando posibles tasas de afiliación. En adición, apenas ayer les contestó a ustedes Clash Royale Esports a través de su cuenta oficial de Twitter y les recordó que en los estatutos de sus torneos, viene que todos deben ser gratuitos para los jugadores. Es un punto delicado, ¿qué nos puedes decir al respecto?

IS: Muchas de las licencias están pensadas y redactadas para empresas. En ese sentido, hemos empezado a negociar con los desarrolladores diciéndoles que no somos una empresa, que somos una asociación sin fines de lucro que fomenta el deporte, reconocida por el gobierno y que lleva un camino hacia los Juegos Olímpicos.

Ya no estamos hablando de una licencia general; hemos estado negociando licencias deportivas. Se están sentando bases, se está entendiendo este mundo, apenas se está creando consciencia sobre los esports y su regulación.

UC: ¿Entonces ahorita están en conversaciones con Supercell?

IS: Sí, claro.

UC: Hay quienes están empezando a ver una situación. El secretario de la FEMES es Javier Rodríguez y es también el productor ejecutivo del canal de reciente lanzamiento BitMe. La sospecha es que todo se está encaminando a que los partidos sobre los que tenga derecho la FEMES sean transmitidos en exclusiva por ese canal, en una suerte de círculo. ¿Es cierto?

IS: Sobre todo lo que tenga que ver con BitMe, la mejor persona para hablar es Javier. Pero hablando de la Federación, te puedo decir que no tenemos ninguna relación con el canal, ningún acuerdo de exclusividad, ningún acuerdo de transmisión, ni cualquier situación relacionada. Han sido más las coincidencias que los hechos, pero si él tiene planes de transmitir esports en el canal, lo mejor será que hables con él.

De hecho, tenemos alianza con Eliot Channel para que nuestras transmisiones y contenidos tengan salida por ahí. Es una plataforma 100% digital y todo obedece a que nuestra audiencia está en Internet.

UC: Por último, si bien la FEMES está avalada por la Conade y eso hace que los esports sean un deporte oficial en México, ¿qué hay con las ligas oficiales, por ejemplo, de Riot con League of Legends y de Blizzard con Overwatch? ¿Cómo se va a homologar? ¿Cómo se logrará que los ganadores de torneos de FEMES tengan esa misma validación con estas ligas?

IS: Hemos tenido esa conversación con muchos desarrolladores, pero aún no hay una conclusión. Estamos entendiendo todo este movimiento deportivo y eventualmente veremos cómo se mueve. Todavía hay camino que recorrer.

Pero lo primero es entregar resultados. El Comité Olímpico Internacional ya está en la conversación de los esports y estamos confiando en que para París 2024 ya habrá disciplina de deportes electrónicos en los Juegos Olímpicos. Nuestra primera meta es preparar a los jugadores, preparar una selección en esos cinco años.

Comentarios