Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Al parecer, la humanidad nunca dejará de sorprendernos. En esta ocasión Microsoft pensó que sería una gran idea lanzar un Xbox One S al espacio con la ayuda de un globo. Las características y especificaciones de la consola constan de un aspecto elegante y simple, y un diseño mucho más compacto.

Algo a tomar en cuenta de la consola es el hecho de que tiene una gran ventilación con el fin de evitar sobrecalentamiento. De igual forma, el Xbox One S cuenta con botones físicos para encender, apagar o cambiar el disco, aunque claro es cuestión de gustos, porque seguramente otros jugadores preferirán sensores, en lugar de botones.

Lo que más destaca de un Xbox One S son sus nuevas dimensiones, es decir, a diferencia de el primer Xbox One, éste se redujo un 40 por ciento del tamaño original, por lo que no sorprendería que a Microsoft le pareciera accesible enviar un dispositivo tan pequeño al espacio.

Fue en las oficinas de Microsoft Alemania que se llegó a esta decisión. El día de hoy, ataron a la consola a un globo, junto con una cámara para poder transmitir cada momento transcurrido mientras el Xbox One S se elevara.

 

El dispositivo llevaba un recorrido de 1 hora y 18 minutos y, a partir de ese momento, el globo explotó. La consola comenzó a caer en picado, pero aún se desconocen detalles sobre su paradero y su destino.

Antes de realizar el experimento, Microsoft aseguró que el Xbox One S estaría protegido con un paracaídas con el fin de poder recuperar al dispositivo sin problema alguno.

Sin embargo, cuando el globo explotó, la transmisión en directo solamente aguantó unos segundos más, así que por el momento sabemos que en algún lugar del mundo, hay una consola cayendo en picado y que seguramente alguien será el afortunado en verlo, o alguien podría sufrir un golpe bastante severo en la cabeza.

Referencia: Facebook Xbox

Participa en nuestra encuesta:
Desde la Red…
Comentarios