Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Filtran datos de más de 2 mil periodistas y YouTubers que asistieron al E3

Desde nombres completos y direcciones, hasta números telefónicos

Un nuevo incidente de negligencia en el manejo de datos acaba de tener lugar y en esta ocasión involucra a todos los periodistas, YouTubers, creadores de contenido y analistas que asistieron a la edición 2019 del E3.

La periodista Sophia Narwitz fue quien difundió la noticia. Dijo que en el sitio oficial del E3, había un archivo descargable, una hoja de Excel que contenía los nombres completos, direcciones, correos electrónicos y hasta números telefónicos de absolutamente todas las personas que se registraron para cubrir el evento.

Narwitz dijo que en la página había un link a la vista llamado “Lista de medios registrados” y que al darle clic comenzaba la descarga del archivo.

La Entertainment Software Association (ESA), organizadora del E3, tomó conocimiento de la situación y dio de baja la liga del sitio, pero ello no impidió que la lista completa fuera descargada y que ahora viva en un sinnúmero de rincones de Internet, y que en Unocero no compartiremos por seguridad de los afectados.

“La ESA fue notificada de esta vulnerabilidad del sitio web que provocó que la lista completa de periodistas registrados para el E3 llegara al dominio público. Una vez enterados, de inmediato ejecutamos los pasos necesarios para proteger la información y cerrar el sitio, el cual ya está dado de baja. Lamentamos este incidente y hemos tomado medidas para asegurar que esto nunca vuelva a ocurrir”, se lee en un comunicado de la ESA.

De acuerdo con algunos analistas, la lista aparentemente existía para que las compañías de videojuegos pudieran ponerse en contacto con los medios y creadores de contenido que fueran de su interés para dar cobertura a determinados títulos, conferencias o dinámicas durante el evento.

Pero de ninguna manera el documento podía ser público, dada la información delicada de más de dos mil personas que contenía.

Como lo apunta Narwitz, la información puede ser utilizada para cualquier fin malicioso y ahora solo resta comunicar a los colegas del medio para que tomen las medidas que estimen pertinentes.