Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Creepypastas perturbadoras que existen en los videojuegos

En el mundo de los videojuegos, hay un sinfín de creepypastas. Te mostramos algunas de las más aterradoras.

Como ustedes saben, las creepypastas son aquellas historias cortas de terror que se cuentan y que incluso se viralizan en Internet para asustar a todos los usuarios, pero hay unas cuantas que si bien podrían ser falsas, otras tienen todas las señales y argumentos para que nos hagan pensar que son reales.

¿Son ciertas o no? Nunca lo sabremos, pero al menos sí nos pueden tener un buen rato especulando e investigando.

Te mostramos algunas de las creepypastas más terroríficas.

Los mejores videojuegos que llegan en febrero de 2020

Pueblo Lavanda

La creepypasta de la que hablaré a continuación, es, quizá, una de las más populares. Seguramente recuerdan Pueblo Lavanda, un lugar ficticio para los videojuegos Pokémon Rojo y Azul. En teoría, Pueblo Lavanda es hogar de un cementerio estilo japonés en el que mueren los pokémon, pero este escenario es más recordado en realidad por la leyenda que surgió alrededor. 

Según cuentan los rumores, la tonada de fondo que albergaba una atmósfera misteriosa de Pueblo Lavanda, ocultaba un mensaje que únicamente podía ser captado en la versión japonesa de Game Boy y por los niños menores de 14 años. Según dicen, los niños escuchaban ruidos extraños y murmullos que los orillaban a suicidarse. 

Todo esto surgió a partir de que en Japón de 1996, se registraron muchísimos suicidios de niños y lo que todos tenían en común, era el juego.

Al investigar el cartucho, se descubrió que gran parte de ellos guardaban la partida justo en Pueblo Lavanda y la canción, que fue cambiada en el segundo lanzamiento, contaba con sonidos binaurales, los cuales hacen tener al oyente una sensación de sonido en tercera dimensión, como si se estuviera inmerso o físicamente adentro de la habitación, por lo que todos especularon que eso pudo ser motivo de suicidio en los niños. 

Sin importar que sea verdad o no, esta historia es muy aterradora… Escuchen la canción a continuación: ¿Dejarían que sus niños jugaran?

The Legend of Zelda: Majora’s Mask

Seguramente recuerdan uno de los juegos más icónicos de The Legend of Zelda, por supuesto, estamos hablando del Majora’s Mask, un título que llegó para Nintendo 64 en el año 2000 y que por sí sólo contaba con una atmósfera muy oscura y misteriosa. 

Sin embargo, si el juego no era lo suficientemente perturbador, hay una creepypasta muy sonada en torno a él. Hay quienes dicen que existía un cartucho maldito el cual un niño le compró a un anciano que estaba ciego de un ojo.

El juego era gris y sólo decía MAJORA pintado con un plumón negro, a diferencia del icónico cartucho dorado con una carátula tridimensional o verde que ya conocemos. Cuando el niño decidió poner dicho juego, encontró que ya había una partida comenzada pero que nunca llegó al final y llevaba por nombre BEN.

Por respeto, decidió abrir una nueva y nombrarla “Link”, como muchos fans de Zelda seguro lo hicieron. Mientras se iba adentrando a la historia, el niño notaba que a veces los personajes lo llamaban Link y BEN, así que al principio pensó que se trataba de un bug o algún error en el Majora’s Mask.

Intentó borrar la partida, pero no pudo y decidió jugar otro día. Después de jugar un rato, apareció en el cuarto final con el Skull Kid, villano del juego, y él lo observaba sin importar a donde se moviera. Después de una serie de eventos desafortunados, aparece en el Clock Town, pero no había ningún habitante y todo era súper oscuro.

Canciones comenzaban a sonar al revés y un sinfin más de detalles perturbadores que no ocurren en la versión normal del juego. El Skull Kid lo termina matando de forma brutal hasta que aparece un mensaje del Happy Mask Salesman con lo siguiente: “Te has encontrado con un terrible destino, ¿no es así?”

Para no hacer el cuento largo, el niño fue a buscar al viejo para preguntar por el juego, pero ya se había mudado, así que preguntó por el tal Ben y le dijeron que había muerto ahogado. Luego, en Word, al escribir cualquier otra cosa, apareció el link para comunicarse con un bot y ese bot aseguraba ser Ben, quien le pedía ayuda para liberarlo diciendo que había muerto ahogado.

Hay muchas versiones de esta historia, así que difícilmente podríamos tener certeza de ello, pero lo que todas tienen en común es al tal Ben. ¿Podría tratarse de un simple mod?

Sin lugar a dudas, una de las peores creepypastas de todos los tiempos.

Godzilla NES

Si ustedes son amantes del monstruo japonés ficticio; es decir, Godzilla, quizá recuerden un videojuego en 8 bits de NES que salió en 1988 y que su nombre era Godzilla: Monster of Monsters y era interesante porque tenía muchísimas referencias de las películas del monstruo. Sin embargo, este juego también es muy recordado porque tiene a una de las creepypastas más aterradoras de todos los tiempos. 

Hay que destacar que este juego no fue precisamente el más divertido; de hecho, su jugabilidad era bastante simple porque sólo tenías que avanzar en niveles muy repetitivos en los que pasabas por tanques y aviones de combate y luego tenías que enfrentarte con los enemigos de Godzilla.

Con este juego, al igual que con el Majora’s Mask, parece ser que existía una versión diferente un tanto maldita y que contaba una historia de terror con leyendas mitológicas en las que aparecían fantasmas de Godzilla y otras terribles criaturas al final.

Todo empezó cuando un niño disfrutaba mucho el Monster of Monsters, pero abandonó el juego y, para recordarlo, consiguió una copia de éste y ahí fue cuando no podía creer lo que estaba viendo. Según lo que cuentan, era como un descenso al infierno con múltiples imágenes grotescas. 

La creepypasta es muy larga y, de acuerdo a los mitos, hay múltiples glitches que han sido interpretados de formas muy aterradoras.

Polybius

Esta es una las primeras leyendas que han existido sobre videojuegos malignos. Polybius fue un arcade que se volvió súper popular por su llamativa mecánica de juego.

A diferencia de otros juegos en los que los usuarios controlan naves para combatir enemigos o brincar obstáculos, aquí lo que tenías que hacer era controlar todo el movimiento de la pantalla de tal modo que pudieras acomodarla para que la nave pudiera cumplir con su objetivo.

O sea, lo único que quedaba totalmente inmóvil, era la nave, lo que resultaba un poco nauseabundo y mareador, pero por eso llamaba mucho la atención. Sin embargo, un aspecto que también fue muy polémico del cual deriva la creepypasta, se remonta al hecho de que muchos jugadores aseguraron haber escuchado mensajes como “suicídate”, “confórmate”, “ríndete”, “estúpido” y muchos más.

Y, si eso no era suficiente, se reportaron muchos casos de ataques epilépticos, pérdida de memoria, vómitos y otros efectos extraños después de jugar Polybius. 

Pero la sospecha principal surgió a partir de que se trataba de una máquina promovida por el gobierno estadounidense y que fue desarrollada por un ingeniero llamado Ed Rotterberg que trabajaba para una compañía que se llamaba “Pérdida del sentido”, traducido del alemán. Además, decían que aparecían agentes vestidos de negros para recoger datos y no dinero. 

¿Habrá sido real o no?

5 franquicias de videojuegos que deberían regresar sí o sí

Comenta en redes sociales