Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Apple //e: la nostalgia de las máquinas de 8 bits

Han pasado más de 30 años de los tiempos de la Apple II, pero quienes vivieron esa época seguramente la recordarán como tiempo de inventiva, ingenio y desarrollo de software.

Jordan Mechner fue uno de los más notables programadores de la época de las Apple II. Es el creador de dos de los títulos más notables de ese momento: «Karateka» y «Príncipe de Persia«, juegos emblemáticos de esas computadoras de 8 bits, limitadas en muchos sentidos pero ilimitadas en la imaginación de los programadores.

Para la plataforma Apple II se escribieron verdaderas joyas del software, considerando que solamente se tenían 64K bytes y además, de ellos, solo 48K eran utilizables por los programadores pues el resto ocupaba el sistema operativo, el lenguaje Applesoft (¡un BASIC creado nada menos que por Microsoft!).

Quienes tuvieron la oportunidad de ver crecer el cómputo, a partir de las computadoras de 8 bits, seguramente les entra la nostalgia por aquellos tiempos en donde la ciencia de la computación estaba aún en pañales. No existían -propiamente dichos- los profesionales de la programación, los ingenieros en software. Básicamente eran personas entusiastas y hasta obsesivas para hacer que la computadora funcionara como ellos querían.

Regreso al pasado

Hay cosas que normalmente no regresan. Dicen que «todo tiempo pasado fue mejor», y aunque es una linda frase está equivocada, pues hoy tenemos facilidades que ni siquiera pudimos imaginar en el pasado. El Internet moderno, los teléfonos inteligentes, el sinfín de apps increíbles, son un milagro de la tecnología, aunque en muchos casos olvidemos a los pioneros del cómputo y el trabajo incesante que hicieron.

Choplifter… un clásico

Más de uno quizás le gustaría volver a encender su Apple II (si es que aún la tiene), y ejecutar en discos de 5.25 pulgadas, los programas más formidables, el editor de textos Apple Writer (creación de Paul Lutus) o su lenguaje Graforth, una implementación muy interesante para una computadora de 8 bits.

Pues bien, no hay que ir al pasado físicamente. Hoy, gracias a los emuladores, programas que imitan el comportamiento de estas máquinas de antes, se puede regresar a revivir esos tiempos, a volver a ejecutar esos programas y además, a entender y hacerse de contexto sobre este tiempo que ya se fue.

Uno de los emuladores más conocidos es AppleWin, que es un emulador de Apple //e para Windows. Fue escrito por Mike O’Brien en 1994 y la primera versión se anunció en abril de 1995, apenas antes de la presentación de Windows 95.

Es un programa escrito en C++ y hoy el emulador se mantiene gracias a los esfuerzos de Tom Charlesworth y Oliver Schmidt. Se necesita una máquina 486 o mejor para ejecutarlo. Es de código abierto.

Karateka

AppleWin soporta 80 columnas, tiene 128 Kbytes de memoria, dos «discos flexibles» de 5.25 pulgadas, un joystick, tarjeta serial y un procesador 6502. El emulador soporta baja, alta y doble resolución.

Puede emular monitores monocromáticos y en color. También emula el sonido de la bocinita en la computadora de Apple. Hay que decir que el emulador saca provecho de herramientas como DirectX, Ethernet, imágenes de los discos de Apple, //e, etcétera. Es sin duda uno de los mejores emuladores a los que se puede acceder. El ejecutable del software puede descargarse de este sitio.

¿Y el software para la Apple //e?

Obviamente el emulador no puede ejecutarse si no se tienen los programas para ello. En el sitio Apple2OnLine, se tiene una vasta colección de software generado para la Apple II, desde los programas más simples hasta los más complejos.

Hay compiladores, ensambladores, editores de programas, lenguajes de programación (Forth, Pascal, C, entre otros), juegos -desde luego- y toda clase de programas educativos. Vamos, que hay de donde entretenerse.

Además, en este mismo sitio puede encontrarse toda clase de documentos. Hay libros en PDF en donde se pueden analizar incluso los trabajos de quienes crearon el sistema operativo de disco, que hoy nos puede parecer poco interesante, pero que sin duda requirió de mucho trabajo para hacerlo una realidad.

Beagle Bros, una empresa de software sui generis

¿Hay simuladores para Mac y Linux?

Además de AppleWin, se tienen otros emuladores, como Octalyzer, que funciona en Linux, Mac OS X y Windows. Sweet16, que funciona en Mac, POMDS, que funciona ¡para Nintendo DS!, KEGS, el cual es un emulador para la siguiente generación de las máquinas de Apple, la II GS (Graphics and Color), pero que puede ejecutar el software anterior. También hay emuladores en Java, como JACE y MicroM8, uno de los más interesantes que he visto en este interminable trabajo de revivir las viejas máquinas.

Comenta en redes sociales