Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Este país ha prohibido vender teléfonos Android con los servicios de Google

Las relaciones entre Google y el gobierno del país de oriente se han desgastado al grado que los teléfonos Android no vendrán con los servicios de la gran G.

Si bien una de las noticias más impactantes del año fue la prohibición de Huawei a utilizar los servicios de Google por cuestiones de “seguridad”, ese problema no solo afectó a Huawei sino también a Google, la cual antes de terminar el año vuelve a sufrir un golpe similar, pero esta vez por parte del gobierno de Turquía, el cual ha “roto” relaciones con Google. 

Y es que los teléfonos con Android que se vendan en dicho país ya no podrán tener los servicios de Google instalados, es decir, no vendrán con la Play Store ni otras Google Apps, y por ende tampoco serán teléfonos certificados por Google que recibirán las próximas actualizaciones de sistema operativo. 

El caso es similar a lo que sucede con Huawei, pues estos teléfonos podrán usar Android, y los fabricantes tendrán que ver la manera de actualizar a las próximas versiones de Android una vez que Google libere el código de su siguiente versión de sistema operativo, pero no podrán usar las APIs de Google ni ningún otro servicio de la empresa en la configuración de fábrica, pero los usuarios podrán buscar la manera de instalar dichos servicios. 

Los problemas entre Google y Turquía

Fue en septiembre de 2018 cuando Turquía multó a Google con 93 millones de liras (poco más de 15 millones de dólares) por violar la ley del país que respecta a la distribución de software móvil, donde se acusó a Google de tener una posición dominante en este mercado. 

El gobierno de este país le dio en ese entonces 6 meses a Google para hacer algo al respecto, y poco más de un año después la compañía ha anunciado a sus socios comerciales que venden teléfonos Android en Turquía que estos ya no contarán con los servicios ni certificación de Google. 

“Hemos informado a nuestros socios que no podremos trabajar con ellos en nuevos móviles Android que sean lanzados en el mercado turco. Los consumidores podrán seguir comprando móviles existentes y podrán seguir usando sus dispositivos y aplicaciones con normalidad. El resto de servicios de Google seguirán funcionando correctamente”

Google

Los usuarios que ya tienen teléfonos Android no verán modificaciones, pero los que compren nuevos teléfonos los encontrarán sin los servicios de Google, pero podrán buscar alguna de las maneras posibles de instalar los servicios de Google que hay hoy en día. 

Google ha mencionado lo siguiente al respecto:

«En 2007, comenzamos a desarrollar Android como un sistema operativo de código abierto para alimentar dispositivos móviles de una amplia gama de empresas. Desde entonces, hemos invertido miles de millones en Android y lo proporcionamos de forma gratuita a fabricantes y desarrolladores para que puedan crear dispositivos y experiencias para personas de todo el mundo.

Esta inversión en Android tiene sentido para nosotros porque ofrecemos a los fabricantes de teléfonos la opción de precargar aplicaciones populares de Google, algunas de las cuales generan ingresos para nosotros, y ayudan a los fabricantes a proporcionar servicios útiles a sus clientes. Los fabricantes de teléfonos no tienen que incluir ninguno de nuestros servicios en sus dispositivos; y también son libres de preinstalar aplicaciones de la competencia junto con las nuestras. Esto significa que ganamos ingresos solo si nuestras aplicaciones están instaladas, y si las personas eligen usar nuestras aplicaciones en lugar de alternativas.

Hoy, millones de personas en Turquía usan teléfonos Android todos los días para ayudarlos a conectarse con amigos y completar sus tareas. Esto crea oportunidades económicas para muchos fabricantes turcos e internacionales que venden teléfonos Android, para operadores móviles turcos y para desarrolladores que crean aplicaciones, juegos y servicios para dispositivos móviles. 

En agosto, después de más de tres años de trabajo con la Autoridad de Competencia de Turquía (TCA), realizamos cambios a nuestros acuerdos con socios de Android en Turquía con base en una decisión emitida por la propia TCA. Estos cambios incluyeron proporcionar a nuestros socios una flexibilidad aún mayor sobre cómo precargar las aplicaciones generadoras de ingresos de Google en sus dispositivos. Sin embargo, en noviembre, el TCA dictaminó que estos cambios no eran conformes y que no podemos continuar operando bajo esos acuerdos en Turquía.

Google continúa trabajando con el TCA para resolver esto lo más rápido posible. Mientras tanto, es importante que operemos inmediatamente de una manera que cumpla con la ley turca. Para hacer esto, hemos informado a nuestros socios que hemos dejado de aprobar nuevos modelos de dispositivos Android para su lanzamiento en Turquía.

Si bien esto significa que los nuevos modelos de dispositivos con los servicios de Google no pueden lanzarse en Turquía, los modelos de dispositivos existentes permanecen a la venta y funcionarán normalmente.

Los dispositivos y aplicaciones existentes también continuarán funcionando y recibirán actualizaciones de manera normal. Los demás productos y servicios de Google no se ven afectados.

Entendemos que esto crea dificultades para los consumidores, fabricantes, desarrolladores de aplicaciones y operadores en Turquía, y esperamos alcanzar una resolución con el TCA pronto.»

Comenta en redes sociales