Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

China está conquistando Android, y solo Nokia y Google pueden evitarlo

Hoy en día solo quedan pocos fabricantes que le hagan frente al imperio chino en Android.

No hace falta estar informado con las últimas noticias para saber que China está dominando el mundo de la tecnología, los chinos tienen una de las redes 5G más avanzadas del mundo gracias a Huawei, y muchos fabricantes que están creciendo en ventas son originarios de China. 

El dominio de China es tan grande que a este ritmo parece que pronto no van a quedar competidores de otros países. Pero lo más preocupante es que si el crecimiento de los fabricantes asiáticos sigue creciendo podríamos llegar al punto en el que ningún fabricante occidental figure en las listas de las marcas que más smartphones venden en el mundo. 

Para darnos una idea solo del panorama Android, las 5 principales marcas que más teléfonos venden en el mundo son asiáticas, y 4 de ellas son chinas, siendo Samsung la única firma que no es china que tiene una posición dominante en el mercado. 

La situación es que prácticamente todas las marcas chinas están creciendo en ventas año con año, y no parece que nadie los vaya a frenar. De hecho, a este ritmo podría ser que en unos años todas las firmas chinas superen incluso a Apple en ventas de smartphones en todo el mundo. 

Google y Nokia son la única esperanza

Por ahora solo dos marcas pueden hacerle frente al imperio chino, una de ellas es norteamericana (Google), y la otra es finlandesa (HMD Global, que es la encargada de fabricar los actuales teléfonos Nokia). De hecho, ambas firmas podría decirse que son nuevas en esto del hardware, HMD Global es una compañía que apenas va por su tercer año en el mercado, mientras que Google apenas va por el cuarto como fabricante de hardware. 

Nokia crece más que Samsung y Huawei en ventas internacionales

Viéndolo de esta manera es difícil pensar que alguna de estas marcas puede hacerle frente a empresas chinas que llevan años en el mercado, las cuales además gastan mucho dinero en investigación y desarrollo, como es el caso de Huawei. 

Crecimiento en ventas de principales fabricantes en el mundo en el segundo trimestre del año.

Sin embargo, Nokia y Google están haciendo un trabajo interesante, ambas están ofreciendo una interfaz limpia, sin tantas aplicaciones innecesarias y sobre todo con una política de actualizaciones sobresaliente, algo que en la mayoría de las marcas chinas parece no tener la importancia que se merece. 

Sin embargo, a Google y a Nokia les hace falta un teléfono que pueda competir con los chinos tanto en la gama alta como en la gama media. Este año Google se ha estrenado como fabricante de gama media con el Pixel 3a, y ha vendido bastantes unidades, incluso no me sorprendería que este llegue a ser el modelo más vendido de Google en 2019. 

Pero en la gama alta Google sigue quedando a deber con un teléfono redondo, uno que destaque en diseño y también en funciones, aunque esté pendiente podría quedar resuelto con el Pixel 4. 

En el caso de Nokia, la firma está haciendo cosas interesantes en la gama media, pero tiene dos grandes pendientes por resolver, un gama alta que también pueda hacerle frente a equipos como el P30 Pro, el Mi 9 o el Find X, y por otro lado un gama media “rompedor”, uno que por lo menos equipare en especificaciones a los modelos chinos. 

Y es que mientras Xiaomi usa procesadores de la serie Snapdragon 700, Nokia sigue usando los 600, por lo que muchas veces los teléfonos chinos ofrecen mejores especificaciones a un menor precio. 

Como lo mencioné, ambas firmas son “jóvenes” como fabricantes de hardware, y ambas se han mantenido en un mercado tan competitivo. En el caso de HMD el fabricante finlandés ya figura entre los 10 fabricantes de smartphones más vendidos en Europa, y Google también es de las marcas más populares en Estados Unidos. 

El Nokia 9.1 Pureview llegaría con 5G, Snapdragon 855 y posiblemente las mejores cámaras del mercado

Si Nokia y Google escuchan a sus fans, probablemente en algunos años veamos a ambas firmas en el top de fabricantes mundiales, pero todo dependerá de su buen hacer en los próximos años.