Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Hace ya algunos meses la Fundación Pi sacó una tarjeta de cómputo que costaba solamente 5 dólares e incluso, ésta se regalaba con una revista especializada en el tema de la Raspberry Pi, en el Reino Unido. La idea es que con este hardware, relativamente minimalista, los aficionados a la electrónica podrían conectarla a diversos dispositivos o crear sus propias ideas de hardware y software.

La Pi Zero tiene un procesador de un solo núcleo, que corre a 1 GHz, a la que se le pueden añadir los “sombreros Pi”, que no son otra cosa que tarjetas con hardware que se conectan sobre la Zero, para todo tipo de experimentos, como en robótica.

Sin embargo, esta tarjeta Zero no tiene conexión inalámbrica, lo cual parece ser una idea que estaba pendiente. Pues bien, la Fundación Pi ha sacado una nueva versión de la Zero, a la que llama Zero W, la cual tiene ahora un puerto mini-HDMI, un puerto micro-USB y un peine de 40 pines para los sombreros mencionados. Tiene además salida de video compuesta y conector para cámara CSI ya incluido. El costo de esta nueva tarjeta es de 10 dólares nada más.

Surge un nuevo rival de la Raspberry Pi por parte de Asus

“Esto es una computadora de propósito general que es mejor porque es más versátil”, dice Eben Upton, el creador de la Raspberry Pi. La tarjeta no tiene puertos para poner teclado o ratón, pero es muy interesante para proyectos de cómputo embebido y para el famoso IoT (Internet de las cosas).

Hay que decir que la Pi Zero W es como una versión recortada de la Pi original y aunque corre Linux, no tiene las facilidades de la Pi original y para algunos usuarios podría no ser la computadora adecuada. No obstante esto, como para iniciar ciertos proyectos de hardware, la Pi Zero W puede resultar una estupenda idea para experimentación.

Referencias: Fundación Pi, TechCrunch 

Desde la Red…
Comentarios