Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

El día de ayer dio comienzo la Semana de Ciencia y la Innovación 2010 en la Ciudad de México. En este evento, personalidades nacionales e internacionales dentro del campo de la salud, comunicación, negocios, educación e investigación presentarán conferencias y mesas de discusión acerca de cómo la ciencia ha cambiado nuestras vidas con avances tecnológicos aplicables a varios rubros.

Para la primer conferencia plenaria, el invitado fue Martin Cooper. Él es nada más y nada menos que el llamado “Padre del teléfono móvil”, y es un antiguo vicepresidente de Motorola.

En su plática abordó el tema de cómo la siguiente generación redes inalámbricas puede beneficiar a México. Para esto, dijo que tomaría algunos minutos describiendo dos revoluciones que él conoce.

La primera tiene que ver con salud. Para esto de refirió a la capacidad de curar enfermedades gracias a la habilidad de medir cada aspecto del cuerpo humano a través de una red inalámbrica. La idea es tomar información del cuerpo y llevarla a través de la red a un doctor.

De esta forma todos tendríamos una especie de examen físico continuo al portar un dispositivo que mide las características específicas del cuerpo. Por ejemplo, antes de tener un ataque de corazón, se puede saber que pasará tiempo antes de que suceda. O también para prever la diabetes y evitar que se vuelva un problema severo.

Por ejemplo, el ponente habló de que en el MIT se desarrolló un dispositivo que es un lente de bajo costo que se pone en un celular. Alguien, en alguna comunidad pobre, pone el ojo en la lente y un médico puede hacer el diagnóstico desde otra localidad.

Cooper dijo “ese es mi sueño acerca del futuro de la medicina,” refiriéndose a que sería excelente si pudiéramos prevenir todas las enfermedades.

Como segunda revolución habló de las redes sociales. Él es un usuario de Twitter y asegura haberse unido para entender si es sólo una forma de entretenimiento.

“Las redes sociales serán la fuente de otro cambio,” dice Cooper. Él piensa que afectará el futuro de la investigación, como ya ha pasado antes cono otros servicios de la red. En este caso, lo funcional de las redes sociales es que puedes compartir información al instante. Alguien tiene una idea y el grupo responde con opciones para mejorarla.

En cuanto a México, dijo que hay una gran calidad científica y de investigación. Como todos sabemos, lo único que falta es que el gobierno impulse medidas para mejorar la participación de nuestro país en esa labor a nivel mundial.

Al respecto, se le preguntó cómo hacer que las autoridades inviertan en las tecnologías para resolver los problemas del país. Él contestó: “Soy ingeniero, no político, (…) pero yo le pediría a cada gobernante formar parte de las redes sociales para que se den cuenta de su potencial”.

Aunque quizá Cooper no se refirió a temas específicos de telefonía celular, orientándose concretamente a la aplicación de éstas en la vida cotidiana, es esperanzador saber que todo este tipo de tecnología podría venir a México, y lo que es más, que se está teniendo inversión por parte de organizaciones ajenas al gobierno (en este caso el Instituto Carlos Slim de la Salud) para que esto sea así.

La Semana de la Ciencia y la Innovación estará realizándose hasta el próximo viernes 26 de noviembre, con ponencias durante todo el día. Para asistir, puedes pre registrarte en la página oficial. No hay costo alguno.

Desde la Red…
Comentarios