Linux es para muchos un sistema operativo para “nerds”, “hackers”, o especialistas en cómputo pero claramente esta percepción es falsa. La realidad es que el sistema operativo comandando por Linux Torvalds es tan fácil de usar hoy en día como bien pueden ser Mac OS X o Windows 10. Tal vez la problemática sea la inercia que tienen estos últimos sistemas operativos, que llevan muchos años en el mercado y que son líderes en sus respectivos ambientes.

Por ello, Fedora 25, una distribución más de Linux, ofrece tanto en sus versiones Alpha y Beta, la posibilidad de ser instaladas para empezar a trabajar con estas máquinas. Cabe decir que esta distribución es la elección del fundador del kérnel de Linux, Linus Torvalds.

Una de las características más comentadas de Fedora es su enfoque al ofrecer solamente aplicaciones de código abierto, además de poder contar con una muy moderna versión del kérnel de Linux. Por otra parte, es una versión estable y está comprometida con el entorno para escritorio de GNOME, aunque también hay otros entornos gráficos disponibles.

“Fedora 25 Workstation da una nueva cantidad de características, incluyendo el debut del Wayland Display server el cual desplaza al sistema X11. Wayland ha sido desarrollado por años y busca que el usuario tenga una experiencia suave y enriquecida de un ambiente gráfico, así como mejores capacidades que pueden usarse en las nuevas tarjetas gráficas. Igualmente, [como ya se dijo] Fedora 25 usa GNOME 3.22, el cual ofrece nuevas características como un teclado re-diseñado, mejoras en la interfaz gráfica, entre otras. Además, ya puede decodificar el formato MP3 sin dificultades”, indica el equipo de desarrollo de Fedora.

El equipo además indica que “Fedora 25 Workstation hace más fácil para que los usuarios de Windows y OS X empiecen a usarlo, con Fedora Media Writer como la opción para descargar estos sistemas operativos. Esta herramienta ayuda a los usuarios a descargar la última versión de Fedora y escribir entonces en USB u otros medios de almacenamiento, de manera que puedan probar Fedora sin necesidad de instalarlo directamente en sus máquinas”.

Esta es una interesante manera de promover su uso: se corre desde un USB y si el usuario lo ve útil e interesante, entonces puede instalarlo ya en su máquina. Digamos que es una manera poco brusca de hacer la transición de Mac OS X o Windows a Linux.

Referencias: Beta News 

Enlaces Patrocinados
Comentarios