Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

card

 

Quienes viven en ciertos ambientes de negocios normalmente usan tarjetas de presentación. Ahí vienen los datos más importantes de quien se quiere poner en contacto con nosotros. Los datos comunes son: Nombre, título o puesto, teléfono, dirección, correo electrónico, entre otros. Sin embargo, no falta que estas tarjetas se pierdan o extravíen, o bien, nos den en algún evento varias y entonces no sepamos quién nos dio qué tarjeta.

Eso tiene una solución muy tecnológica, creación de Michael Ciuffo, que en su blog nos enseña una tarjeta de presentación que despliega (a manera de demostración), su logotipo, al conectar la misma a un puerto USB.

El diseño de la tarjeta está inspirado en la que mostrara Frank Zao. Ambas usan un microcontrolador ATtiny85 y el paquete V-USB para manejar el protocolo y la comunicación USB. Así, en lugar de escribir letras en un editor de texto como lo hace la tarjeta de Frank, la de Ciuffo dibuja su logotipo en MsPaint (o cualquier otro editor gráfico). Aquí un video de la tarjeta de Zao:

Ciuffo halló un problema simulando el ratón que dibujase el logotipo en la pantalla, pues diferentes computadoras tienen diferentes configuraciones de aceleración para el ratón. El logo de ch00ftech (como se identifica a sí mismo Ciuffo), aparecía prácticamente siempre distorsionado. Corrigió entonces esto emulando un dispositivo de entrada, como si hablásemos de una pluma óptica.

El logo se trazó a mano y se puso en un par de arreglos en el firmware del microcontrolador. Sorpresivamente dicho logo tomó solamente 4K de la memoria Flash del tiny85. Hay mucho más memoria para dibujos más complejos (pudiendo así poner más información en la tarjeta electrónica de presentación).

El siguiente video muestra la idea de Ciuffo. Sin duda interesante:

El costo de cada microcontrolador es de 1.18 dólares (unos 16 pesos mexicanos). A eso hay que añadir el costo de las tarjetas PCB, pero haciendo decenas puede bajar radicalmente el costo a quizás, unos 20 pesos, tal vez menos. Es decir, por unos 30 a 40 pesos se puede dar una impresión diferente al presentarse con alguien que nos interese hacer negocios o intercambiar ideas.

Referencias:

Blog de Michael Ciuffo

Desde la Red…
Comentarios