Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Se estima que unos 3 millones de adultos en la Unión Americana, propietarios de alguna arma de fuego, la portan cargada de manera regular todos los días. y 9 millones lo hacen de manera regular al mes, aproximadamente, indica un nuevo estudio. La mayoría de la personas indican que tienen el arma por mera protección como causa primaria de este comportamiento.

Los investigadores de la Universidad de Washington, de la Escuela de Salud Pública, de la Universidad de Colorado y la Escuela de Harvard de Salud Pública, así como la Universidad del Noreste, son los autores de este estudio, el cual se publicará en el American Journal of Public Health, en estos días.

Esta es la primera investigación en más de 20 años de tratar de entender por qué, qué tan frecuente y de qué manera, los adultos en los Estados Unidos usan sus armas cargadas. examina además cómo las políticas en el uso de armas de fuego cambian de estado en estado, de acuerdo a las leyes de los mismos.

“Cargar un armar en lugares públicos puede tener implicaciones significativas para la salud pública y para la seguridad pública”, dice el autor líder, el Dr. Ali Rowhani-Rahbar, un profesor asociado de epidemiología en la Universidad de Washington. “Un primer paso importante para examinar las consecuencias de portar armas de fuego permite medir con precisión la ocurrencia de este comportamiento y caracterización de quienes las portan”, indica el Dr. Rowhani-Rahbar.

Así evitará DJI que usen sus drones como armas

Comparando esto con dueños de armas de fuego que no las portan regularmente, se conoce ahora que quienes deciden portarlas son en general hombres más jóvenes, y en su mayoría hombres, que viven en la parte sur de los Estado Unidos, y que han crecido en un ambiente de armas, de verse como conservadores (políticamente) y que además, tienen más de un arma.

Los investigadores revisaron el comportamiento de 1,444 propietarios de armas, usando los datos de una encuesta nacional que se hizo en el 2015. “Fue importante estudiar a estas personas que portaban sus armas pues el 90% de los homicidios por arma de fuego y de crímenes no fatales por arma de fuego, se sabe, se cometen con una pistola”, dice Rowhani-Rahbar.

Otros hallazgos fueron que: el 80% de los encuestados con armas de fuego, tenía un permiso para portar el arma y 66% llevaban sus armas protegidas de la vista de otros, aunque un 10% dijo que llevaba su arma de manera abierta.

Con respecto a las leyes estatales, sobre la posibilidad de portar un arma de fuego, se indicó que en los últimos 30 años se ha hecho menos restrictivo los permisos para usar armas de fuego. Mucho tiene que ver con las autoridades locales que a discreción de las mismas, permiten a as personas portar armas aunque no estar exhibiéndolas públicamente.

Exploran usos más inteligentes para las armas de fuego

Rowhani-Rahbar dijo que se requiere de más investigación para comprender y evaluar el impacto de esta permisividad sobre el uso de las armas de fuego por parte de los ciudadanos. Los futuros estudios deberían enfocarse en analizar las diferentes leyes que dan esta permisividad para así caracterizar comportamientos legales e ilegales en este sentido.

Desde la Red…
Comentarios