Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Toy Story 2

Siempre se hace énfasis en los respaldos. No hay cosa más desagradable (y en ocasiones diría ‘terrible’), que darnos cuenta que falló el disco duro y nuestros datos se fueron literalmente al limbo, sin posibilidad de recuperarlos. Los sistemas, los discos duros, la electrónica no tiene palabra de honor y puede fallar por múltiples causas. Por ello, es importante tener respaldos, al menos de la información que generamos. No es necesario respaldar el disco duro completo o todos los archivos y programas, porque por ejemplo, si perdemos la suite informática, siempre podremos recuperarla de los discos originales. En cambio, ¿cómo recuperar la tesis que estaba por terminarse o la animación que ya hay que presentar? Este problema lo vivió la gente de Pixar hace unos años en carne propia.

En Pixar trabajaban a marchas forzadas sobre la secuela de Toy Story, es decir, la segunda película sobre el tema. Pero algún payaso le dio, a propósito o sin querer, al comando ‘rm *’, que en Unix significa remover todo del disco duro. Y todo significa todo. Claramente, este comando no lo puede dar cualquiera, sino alguien que tenga los permisos del administrador. Así, de pronto, todo el trabajo de Toy Story 2 había desaparecido. ¿Tiempo estimado para la acción, para completar el borrado? Quizás unos 20 segundos. Cabe decir que en Unix se borra físicamente la información del disco, no como en Windows, por ejemplo, que simplemente el sistema operativo libera los sectores ‘usados’ y los pone ‘disponibles’, situación que da espacio para programas automáticos que pueden intentar recuperar los datos en caso de un borrado accidental.

Sin embargo, una directora técnica dijo que había tomado los archivos para trabajar en casa mientras cuidaba a su niño recién nacido. Sin importar si hizo bien, si copió todo con o sin permiso, ella salvó el día —como dicen los norteamericanos— y quizás también a la compañía.

El siguiente video lo explica mejor:

La película generó más de 245 millones brutos después de un año de su presentación. La lección es sencilla: tenga respaldos de sus archivos importantes y verifique que puede leer la información de ellos. Quizás una alternativa que ya es casi palpable es usar la nube para guardar información que debemos asegurarnos que no vamos a perder por ninguna causa. Esto puede ser la diferencia entre seguir en un trabajo o pasar a las filas de desempleados por una mera falta de cuidado en la información que se maneja.

Referencias: TestedTechnobuffalo ZDNet 

Desde la Red…
Comentarios