Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

No todas las historias en el mundo del crowdfunding son buenas y al parecer 12 mil usuarios de Indiegogo se han dado cuenta de ello, tras ser defraudados por una compañía de fundas especiales para iPhone.

Regresemos en el tiempo 5 años atrás, cuando un grupo de emprendedores crearon y presentaron en Indiegogo su PopSlate, una carcasa para el iPhone 5, la cual contaba con la particularidad de tener una segunda pantalla de tinta electrónica, la cual se mantenía despierta mientras que la principal podía permanecer apagada, esto con el fin de ahorrar batería y tener widgets y notificaciones en tiempo real, bueno, el invento fue un éxito, así como la campaña.

El iPhone con Android ya es una realidad

Luego nos pasamos a unos 2 años atrás, cuando estos mismos emprendedores decidieron aventurarse en la segunda versión de la PopSlate, la cual básicamente era una versión actualizada de la primera, ahora compatible con la nueva gama del iPhone 6 y 6+, todo iba viento en popa, al conseguir que más de 12 mil personas brindaron su apoyo recaudando 1 millón 117 mil 830 dólares, (poco más de 21 millones MXN) donde se prometía la entrega del accesorio en julio del 2016.

Y fue en este punto donde comenzaron los problemas, ya que julio llegó y la nueva PopSlate 2 no daba signos de vida, lo que comenzó con una horda de quejas y gente preocupada con respecto a su pedido, mientras que sus creadores decidieron, literalmente, desaparecer de este mundo digital hasta hace unos días cuando finalmente dieron una patética resolución.

En su muy extenso comunicado sus creadores se justifican con que tuvieron problemas con la crisis económica del mercado, así como diversos inconvenientes con el diseño de su producto obligándolos a buscar distintas soluciones y rediseños para poder encontrar alguna solución, tarea en la que fracasaron a tal grado de quedarse sin dinero ni siquiera para reembolsar a todos los usuarios afectados, donde además resumieron esto en 4 simples puntos:

  • PopSlate entró en proceso legal de disolución de la compañía
  • El PopSlate 2 no será entregado
  • No hay dinero para reembolsos
  • Este es nuestro último mensaje

Esto se puede entender de dos maneras: la primera es que hayan sido sinceros y efectivamente intentaron solucionar el problema hasta agotar todo el capital. O la segunda (y a mi parecer mucho más creíble) es que fue demasiada la tentación de esa enorme cantidad de dinero y decidieron darse la buena vida con dinero que no era completamente suyo, dejando varado el proyecto y a los usuarios.

Sin duda este caso nos recuerda que no todas las historias relacionadas al apoyo de proyectos terminan con final feliz. ¿Ustedes qué piensan?

Desde la Red…
Comentarios