Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Poco a poco y casi sin darnos cuenta, se empieza a notar una crisis inesperada en el mundo editorial. Se empieza a observar un fenómeno curioso: algunos periódicos están empezando a abandonar la impresión para quedarse solamente en Internet.

Por ejemplo, el Post-Intellegencer de Seattle cesó su publicación impresa esta semana para enfocarse solamente a la web. La transición que ha asustado a muchos en el negocio de las publicaciones impresas vino poco después de que Rocky Mountain News hiciese lo mismo.

Algunos analistas llaman a esto una “destrucción creativa“, un término acuñado por Joseph Schumpeter en su libro Capitalismo, Socialismo y Democracia (1942) en donde define el término indicando que el proceso en el cual nueva tecnología o estructura reemplaza la vieja y que crea nueva infraestructura es la destrucción creativa. Así es como el progreso ocurre y el capitalismo se mueve hacia adelante (no olvidemos que el libro es de 1942). Por ejemplo, si pensamos cuando Henry Ford mostró su primer modelo de automóvil, éste claramente reemplazó al caballo y a la industria de los carruajes llevándolos a la obsolescencia.

Y aunque muchos podrán estar de acuerdo en esto de la destrucción creativa, es claro que muchos no les gustará la manera en como sus antiguos modos y formas están yendo a la desaparición. Por ello, están dispuestos a dar una batalla contra la nueva tecnología que se está imponiendo. Por ejemplo, Frank Nicastro, representante de la asamblea del distrito 79 en Connecticut ha indicado que “los medios son importantes para los Estados Unidos” e igualmente, Nancy Pelosi, vocera de la Casa Blanca ha mencionado que debería haber una intervención federal para ayudar a periódicos en problemas, como el San Francisco Chronicle: “Debemos asegurarnos que nuestras políticas permitan a nuestras organizaciones de noticias a sobrevivir“, escribió Pelosi en una carta al Abogado General Eric Holder.

Y nadie discute que los medios son importantes en cualquier democracia. Aquí lo que se disputa es cómo deben ser y verse los medios a los consumidores. Steven Berlin Johnson, un escritor afamado en los Estados Unidos indicó, en el reciente Southwest Interactive Festival, que ““.

Es enteramente posible que los periódicos, como los conocemos, dejen de existir pronto. Sin embargo, para que esto ocurra la Web tiene que desarrollarse para cubrir con toda su tecnología todo lo que los periódicos impresos actualmente dan. Es claro que actualmente los periódicos impresos tienen limitaciones de recursos, por ejemplo, para cubrir una historia relevante en un espacio limitado, que a diferencia de la web, se puede tener espacio ilimitado, múltiples blogs y compañías que comentan la noticia y que proveen mucha más información y puntos de vista. La transición no será fácil, desde luego, porque finalmente hay que deshacerse de procedimientos que tienen más de 100 años de estarse haciendo. Muchos periodistas de la vieja guardia se encontrarán de pronto buscando trabajo.

En México hay periódicos, como La Jornada, que ponen todos sus contenidos en su sitio web. esto es una fuerte apuesta a intentar mantener la edición impresa pues ¿para qué comprar el periódico si la misma nota, idénticamente, existe en la red? El Reforma, en cambio da acceso a sus contenidos a los que están suscritos a la edición impresa de dicho periódico. Es evidente que habrá que buscar nuevos modelos de negocios. La tecnología en general e Internet en particular, han cambiado el estado de cómo se hacen las cosas.

Fuente: TechNewsWorld

Desde la Red…
Comentarios