nixie00

Los relojes hechos con tubos Nixie no son realmente una novedad. Wozniak usó alguno, pero esta tecnología, diseñada en los años setenta del siglo pasado para el despliegue de valores numéricos, casi siempre en equipos industriales o científicos, son difíciles de mantener y además requieren de mucha más energía que los LEDs de siete segmentos, por ejemplo. Sin embargo, hoy en día se empiezan a poner de moda pues tienen algo de retro y de tecnológico  la vez.

Michel van der Meij, un australiano, creó estos relojes de pulsera usando un solo tubo Nixie y además, utilizando energía solar para cargarlos. Los botones en la parte de arriba permite hacer scroll sobre las características y se puede leer la hora leyendo un dígito a la vez. El inventor de este simpático reloj los vende por unos 1000 dólares en eBay. El reloj se llama Kopriso Mi Esposita y además está ensamblado a mano por el propio inventor.

nixie01

También ha hecho un modelo redondo llamado Cold War, pero usa una sola batería, lo cual limita mucho su funcionamiento debido a los requerimientos de estos tubos. El Esposita puede funcionar, sin tenerlo que cargar, por meses -siempre y cuando le dé el Sol en las mañanas. Debido a que es un trabajo que se hace a mano y que probablemente requiere de mucha pericia, el autor solamente tiene 7 relojes armados.

Desafortunadamente Michel no ha puesto su idea en KickStarter u otro sitio de crowdfunding. Se pueden seguir las aventuras del inventor y sus relojes en su página de Facebook.

Referencias:

Michel van der Meij (página de Faacebook)

Enlaces Patrocinados
Comentarios