Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Para muchos, Twitter es la red social de las noticias y los acontecimientos serios del momento. ¿Quién no ha entrado a su timeline para ver qué cosas nuevas han sucedido, cuáles son los momentos destacados o de qué está hablando la gente en estos momentos gracias a los Trending Topics?

Pues a pesar de que Twitter no vive su mejor momento económico sí ha tenido una creciente influencia como medio de comunicación. Tanta es la actividad de los usuarios que incluso puedes predecir muchas de las cosas que pasan o pasarán con base en el comportamiento de la gente.

El director general de Twitter, Jack Dorsey, ha visto algo inusual en el uso de la red social, algo que incluso ya había visto en el año 2011 cuando se gestaron manifestaciones de carácter popular y político que  concluyeron con la caída de  las dictaduras de Túnez y Egipto, un movimiento conocido como la Primavera Árabe.

En aquel año el uso de Internet fue clave para que los manifestantes pudieran organizar tan grande movimiento en su país, y Twitter fue una de las principales herramientas de comunicación de aquellos días. Y ahora algo similar sucede ahora en los Estados Unidos después de que Donald Trump asumiera la presidencia del país más poderoso de Occidente.

Twitter y su lucha contra el bullying

Trump es el presidente electo, pero es bien sabido que no ganó el voto popular. El problema es que a un mes de su mandato muchos de sus simpatizantes ahora se arrepienten de haber dado su voto de confianza por el candidato republicano, sobre todo por sus impulsivas acciones en las que  parece no importarle las serias consecuencias que éstas puedan tener sobre su propio país.

Esto ha levantado una intensa actividad en redes sociales para organizar movimientos y manifestaciones en contra del gobierno de Donald Trump, pero sobre todo mantiene activo el debate de ideas entre los norteamericanos que comparten sus pensamientos y opiniones políticas donde se ve una clara inclinación en contra de los ideales y decretos del actual presidente  de los Estados Unidos.

Lo más importante de la exposición de ideas en Twitter, según Jack Dorsey, es que exhorta a los más jóvenes a participar en los temas importantes del país, elevando la actividad de los usuarios en las redes sociales.

Para algunos  expertos en el tema, la Primavera Árabe fue un despertar de la madurez de la sociedad harta de la mala distribución de las riquezas, pero se cree que la CIA y otras inteligencias europeas intervinieron para crear la cobertura mediática suficiente para “satanizar” a los gobernantes de estos dos países que no congeniaban con la postura de las principales potencias mundiales.

Twitter continúa sin crecimiento

En el caso de Estados Unidos se ha mencionado que el “Estado Profundo” (donde la CIA y otras inteligencias como la NSA tienen un rol importante) no concuerda con los ideales de Donald Trump sobre el trato a Rusia y otras políticas exteriores como la guerra en Siria, de ahí que varias veces se haya filtrado información a la prensa que ensucia al gabinete del actual presidente de los Estados Unidos, como las recientes llamadas entre Michael Flynn y el gobierno ruso que forzaron la renuncia del asesor de seguridad tan solo 27 días después de haber tomado el cargo.

Para no aunar más en temas políticos, Dorsey predice que ve exactamente las mismas condiciones que llevaron a Egipto y Túnez al golpe de estado, situaciones que desataron una ola de violencia en esos países pero que pusieron en claro que los medios de comunicación cada día toman mayor relevancia y peso gracias a las posibilidades y bondades de Internet, de ahí que otros gobiernos como el de China tengan un estricto control del uso de redes sociales para la comunicación de sus pobladores.

Referencias: ForbesBusiness Insider

Desde la Red…
Comentarios