Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

El presidente estadounidense, Donald Trump, presentó un primer borrador para los presupuestos que se llevarán a cabo en el transcurso del año 2018. En tal documento, Trump redujo en proporciones históricas el presupuesto para la ciencia, abarcando sectores como la Agencia de Protección Ambiental, Departamento de Agricultura, Departamento de Energía, Departamento de Salud y Servicios Humanos y… la NASA.

Aparentemente, para el magnate es de mayor relevancia incrementar el presupuesto para el gasto militar y la seguridad nacional, que para los avances científicos, biológicos y ambientales. Respecto a la NASA, Trump pretende que la agencia se enfoque más en la exploración espacial y no tanto en temas medioambientales o en la colaboración con instituciones privadas.

Por el momento no se ha puesto en práctica el recorte presupuestario, pero en caso de que llegara a aprobarse, la Agencia de Protección Medioambiental sería la más afectada. Por lo general, solemos relacionar a la NASA con estudios sobre el espacio y no tomamos en cuenta que la agencia también tiene grandes estudios y planes para la tierra, al igual que programas para el cambio climático.

Los dominios de Internet que compró Donald Trump para cuidar su imagen

Trump comentó lo siguiente:

“La NASA investigará enfoques para reducir los costos de las misiones de exploración para permitir un programa de exploración más expansivo.”

El documento borrador aún tiene que ser aprobado por el Congreso, pero debemos recordar que la mayoría de los miembros pertenecen al Partido Republicano, por lo que podría ser muy probable que el recorte presupuestario tome cartas en el asunto a partir del 1 de octubre del año 2017, fecha en la que inicia oficialmente el año fiscal en Estados Unidos.

Sin embargo, en el documento no se menciona nada respecto a los planes que tiene la NASA por llegar a Marte o su misión tripulada a la Luna, aunque sí se reducirán gastos para el financiamiento en presupuesto de reclutamiento por parte de la NASA, es decir, para los jóvenes que sueñan con viajar al espacio, ya no habrían muchas oportunidades de formar parte de la agencia. El departamento quedaría cerrado y con él las oportunidades de becas a científicos de corta edad.

Sin las oportunidades a los jóvenes científicos, habrá una grave carencia en el desarrollo de expertos estadounidenses. El presupuesto de 2018 no brindaría ningún tipo de ayuda para que la NASA pueda continuar creciendo.

NASA creará campo magnético artificial para que Marte recupere sus mares

Entre las misiones que no se realizarían bajo el presupuesto que podría imponer el funcionario Donald Trump, está el aterrizaje de una nave en una luna de Jupiter, al igual que el acercamiento del asteroide a la Tierra, pero quizá la más importante sea DSCOVR, la cual tiene a un satélite tomando fotografías de la Tierra desde el año 2015 y se encarga de estudiar el clima del planeta.

Referencia: White House, The Washington Post 

Desde la Red…
Comentarios