Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Por fin se estudiarán las rocas lunares recogidas hace 50 años

La Luna está convirtiéndose de nuevo en materia de estudio y ahora los científicos tendrán acceso a las rocas lunares traídas por el Apollo 12.

Algunos de los misterios del universo podrían ser revelados cuando se inicien los estudios de las rocas lunares que están celosamente guardadas por la NASA desde hace 50 años. Estas rocas, incluso con polvo lunar, están guardadas en compartimientos sellados. Las rocas se recolectaron durante las misiones Apolo y ninguna se ha expuesto a la atmósfera de la Tierra.

Por ejemplo, la muestras del Apollo 18, de 1972, contienen unos 800 gramos de núcleo lunar, sellado al vacío, lo que significa que estamos ante una capa estratificada de rocas, las cuales serán estudiadas por seis equipos de investigación.

Existen indicios de vida en Titán, la luna de Saturno: NASA

Hay unos 382 kgs de rocas lunares que se trajeron a la Tierra en las seis misiones a la Luna en el proyecto Apollo. Y aunque una buena parte de las muestras ya han encontrado su camino en los laboratorios científicos, muchos avances tecnológicos de última generación podrían darnos más comprensión de la química de nuestro satélite natural así como su composición geológica.

Pienso que es un tiempo asombroso para la NASA el poder poner estas muestras a disposición de la ciencia“, dijo Kate Burgess, del Laboratorio de Investigación de la Marina de los Estados Unidos. “Existen ahora muchos avances en una gran cantidad de técnicas e instrumentación que se usa en el análisis de muestras que ya se analizaron hace 10 o 15 años y que ahora [esta técnicas] han madurado lo suficiente para así dar datos más confiables y valiosos”, concluye Burgess.

Resultado de imagen para nasa rocas lunares

Durante un discurso sobre la propuesta de presupuesta de la NASA dado en la Casa Blanca por el administrador de la institución espacial, Jim Bridenstine, se anunció que la agencia espacial liberaría tres muestras de rocas lunares a nueve instituciones de ciencia estadounidenses, en donde se practicarían los primeros análisis de laboratorio y de estudio.

“Se tomó la decisión de preservar las muestras porque claramente lo que se tiene ahora no lo tuvo la generación de la Apollo en su momento”, indica Bridenstine. Por ende, es interesante ver qué hallazgos se encuentran con estas nuevas y poderosas herramientas de análisis.

Comentarios